La Xunta alegará la reforma local con ánimo "positivo y constructivo"

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (d), y el vicepresidente, Alfonso Rueda. EFE/Archivo
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha asegurado hoy que su gobierno presentará alegaciones con ánimo "positivo y constructivo" al proyecto de ley de reforma de la administración local, un objetivo de "alta política que hay que respetar e impulsar".

Entre estas alegaciones, que aún no ha querido concretar, la Xunta hará una propuesta sobre los salarios de los alcaldes, de modo que cumplan dos características: que se establezcan unos criterios retributivos objetivos y homologables y que se sitúen en el contexto económico de contracción de la economía.

"Vamos a hacer una propuesta que creo va a ser inteligente: que ningún alcalde deje de serlo por cuestiones económicas, pero que nadie piense que ser alcalde es la solución patrimonial remunerativa de su vida, eso no es posible", ha advertido.

El presidente gallego ha indicado, sin entrar a las cuantías concretas de los salarios de los alcaldes, que en el ámbito de la función pública autonómica hay distintos rangos "que se pueden extrapolar" para establecer las diferentes categorías de sueldos de los regidores.

En cualquier caso, ha dicho que no está de acuerdo en que un pleno municipal "tenga potestad ilimitada para fijar el sueldo de los alcaldes", por lo que ha abogado por regular ese salario para que sepan "antes de tomar posesión cuánto van a cobrar".

Núñez Feijóo ha recordado que la reforma de la administración local es una "asignatura pendiente" desde hace lustros y ha indicado que estas alegaciones que presentará la Xunta al proyecto del Gobierno no significan que no coincidan con los objetivos finales.

"Hay cuestiones donde se puede mejorar, creemos, y las propondremos. Se puede perfilar de una modo más razonable las competencias propias e impropias, el sistema retributivo... Lo haremos con la contundencia necesaria y con la cordialidad de un gobierno que abre un periodo de alegaciones", ha concluido.

La Xunta alegará la reforma local con ánimo "positivo y constructivo"