La respuesta de la gente llena el Banco de Alimentos por seis meses

Los voluntarios de Protección Civil con el concejal Borrego, durante la entrega | patricia g. fraga
|

La responsable del Banco de Alimentos Rías Altas, María Capelán, más conocida como “Mariquiña”, explicó la importancia de la entrega de ayer en Protección Civil: “Esta donación significa mucho, como tantas otras, porque son imprescindibles”. La pandemia supuso un verdadero reto para el Banco de Alimentos, que tenía que atender una demanda creciente de las entidades sociales. “Pasamos una época de verdadero miedo a no tener existencias”, confiesa. Pero, tras esta ola de solidaridad, cuentan con suficientes existencias para los próximos seis meses.

“Volvemos a tener nuestros almacenes con buenas previsiones”, comentó Capelán, que llegó a temer el cierre para enero. “Tenemos dos naves y una ya estaba vacía y la otra la fuimos llenando con donaciones durante el confinamiento, cuando hubo donaciones económicas”, dice. Además, todavía falta mucho material de la Gran Recogida, una actividad que se realizó en los supermercados: “Este año no se pudo recoger producto, pero se pudo dar dinero en las líneas de caja para que luego nosotros lo compráramos”.

Capelán asegura que funcionó mejor de lo que esperaban, gracias a la cobertura mediática.

Demanda en alza

De todos modos, en el Banco de Alimentos advierten de que la demanda de ayuda es creciente. “Tenemos entidades nuevas, que ya se han dado de alta, y las que ya había cada vez tienen más beneficiarios”, explica la responsable, que pinta un cuadro oscuro que permite adivinar un año muy complicado para muchos coruñeses que tendrán que afrontar la crisis económica provocada por la pandemia: “La gente está sin trabajo, sin cobrar ERTE, y los ahorros se acabaron”.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Ignacio Borrego, también alabó la labor de los voluntarios, que fueron a recoger la comida a domicilio a aquellos que quisieron aportar algo. En total, consiguieron reunir 2.899 kilos de alimentos. “Empresas, comunidades, vecinos y vecinas”, enumeró Borrego.  

El concejal recordó la situación apurada en la que se encontraba el Banco de Alimentos a principios de noviembre. “Estaban preocupados y todo esto suma en una época muy compleja y muy de necesidad, sobre todo en Navidad. Seguro que 3.000 kilos de alimentos les vienen fenomenal”, comentó Borrego. 

La respuesta de la gente llena el Banco de Alimentos por seis meses