Herrera: "Me hubiera gustado pelear hasta el final"

|

El ya ex entrenador del Celta de Vigo, Paco Herrera, ha achacado a los "malos resultados" del equipo en las últimas semanas su destitución como técnico, al mismo tiempo que se ha mostrado "convencido" de que, en caso de acabar la temporada, lograría evitar el descenso a la liga Adelante.

"Al final los resultados son lo que me apean del Celta, pero me hubiera gustado pelear hasta el final. Soy un luchador y lo hubiera hecho hasta el último minuto del último partido, pero no ha sido posible por los resultados", ha indicado el técnico esta tarde.

El entrenador extremeño ha comparecido en la sala de prensa de Balaídos unas horas después de que el presidente del club, Carlos Mouriño, le comunicase telefónicamente su destitución.

Herrera, que no ha aceptado preguntas de los periodistas, se ha mostrado "agradecido" por los casi tres años que ha vivido en Vigo y ha dejado claro que a partir de ahora sufrirá como "un aficionado más".

"Confío en que el nuevo entrenador -Abel Resino- logre lo que honestamente yo creo que iba a conseguir. A partir de ahora soy un socio, un aficionado más de este club", ha afirmado un emocionado Herrera, justo después de reconocer que no era "nada fácil" despedirse del club gallego.

"Estoy llorando por dentro porque son tres años y le tengo mucho cariño a este club. En estos momentos difíciles, para todos, lo único que quiero expresar es agradecimiento", ha comentado.

"Estoy muy agradecido a todo el Consejo, sin excepción, con el presidente como cabeza visible porque me ha demostrado su profesionalidad. A todos, al igual que a todo el personal que trabaja en la sede y en las instalaciones deportivas de A Madroa, los he tenido como compañeros y como amigos", ha insistido.

Herrera también se ha acordado de su familia porque "desde la distancia ha tenido una fuerza tremenda para apoyarme en estos momentos difíciles", así como de los aficionados y de sus jugadores.

"Es cierto que a veces, por sacar más rendimiento de algunos de mis jugadores, he podido meter la pata, pero siempre lo he hecho para sacar lo mejor de todos ellos. Me siento identificado con todos los jugadores de la casa porque he peleado por ellos y he visto que han tirado para adelante", ha apuntado el entrenador celeste.

Acompañando a Paco Herrera ha estado el vicepresidente del Celta, Pedro Posado, ya que el presidente Carlos Mouriño se encontraba en Madrid, donde había negociado el fichaje de Abel Resino.

"La misión que tengo no es nada fácil porque me toca despedir a un gran entrenador, una gran persona y creo que también un amigo. El cuerpo técnico que encabezaba Paco Herrera ha sido de lo mejor que pasado por este club y yo les he cogido mucho cariño, por eso me es complicado anunciar esta despedida", ha indicado el dirigente gallego.

"Quiero agradecerle estos tres años que nos han dado y que nos disculpen si hemos cometido algunos errores, como creo que es el caso.. Me gustaría que no seáis excesivamente duros porque no somos mala gente y solo queremos lo mejor para este club", ha dicho refiriéndose a los entrenadores.

 

Herrera: "Me hubiera gustado pelear hasta el final"