Escrivá apunta a un alza del PIB del 2,4% en el cuarto trimestre en un escenario con los ERTE estabilizados

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá | j. hellín
|

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, señaló que, en un escenario de estabilidad en el comportamiento de los ERTE y los autónomos hasta final de año, el PIB podría avanzar un 2,4 % en el cuarto trimestre.

Según publicó en Twitter, esta estimación del PIB en tasa trimestral se basa en unos supuestos de empleo que pasan por un alza de la afiliación, en términos desestacionalizados, de 47.000 personas en diciembre, lo que llevaría a cerrar el cuarto trimestre con 19 millones de afiliados, 278.000 más que en el tercer trimestre, siempre en esas cifras corregidas de calendario y campañas concretas.

En cuanto a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), Escrivá prevé que se estabilicen en lo que queda de año “en el nivel actual” y cerrar el trimestre con 677.592 trabajadores afectados: 582.960 en suspensión total y 94.632 en parcial.

También prevé que en diciembre se repita el dato de autónomos con ayuda, unos 349.000, y terminar el trimestre con 281.089 trabajadores en esta situación, de los que el 25 % estarían compatibilizándola con trabajar.

“Analizando conjuntamente los registros administrativos de alta frecuencia de afiliados a la Seguridad Social, trabajadores en ERTE y autónomos con prestación es posible aproximar el nivel de actividad económica con bastante precisión y, con algunos supuestos, estimar ya el resultado del cuarto trimestre”, apuntó.

Por su parte, la Dirección General de Trabajo indicó que las empresas acogidas a un ERTE que incumplan el compromiso de mantener el empleo durante los seis meses posteriores a retomar la actividad deberán devolver todas las cotizaciones exoneradas y no solo las de los despedidos.

Ese criterio, recogido en una nota informativa de la Inspección de Trabajo, señala ante algunas dudas suscitadas que se deben reintegrar todas las ayudas “al margen del número de trabajadores afectados por el incumplimiento” de la salvaguarda de empleo.

El abogado laboralista Pere Vidal y el jurista experto en derecho laboral Robert Gutiérrez explica que no cabe deducir que ese reintegro “alcanza sólo el importe de las exoneraciones correspondientes al trabajador despedido”.

En marzo se estableció un cláusula de “salvaguarda del empleo” que obliga a las empresas a mantener plantilla durante los seis meses posteriores a la reanudación de la actividad y que se mantuvo en cada prórroga.

Escrivá apunta a un alza del PIB del 2,4% en el cuarto trimestre en un escenario con los ERTE estabilizados