El tráfico de graneles líquidos en el puerto creció un 173% en diciembre

23 septiembre 2014 A Coruña.- Salvamento Marítimo remolcó hasta el puerto el mercante "Ulus Primre", de bandera rusa, que navegaba a la deriva a unas 60 millas de las islas Sisargas

Alvedro no es la única infraestructura de la ciudad que está en un momento de gran pujanza. Si el aeropuerto creció en pasajeros, el puerto no podía dejar pasar diciembre sin arrojar unos datos históricos. El pasado mes el tráfico de graneles sólidos aumentó un 173% con respecto al mismo período de 2013. También fue una buena etapa para los sólidos, que en noviembre habían sufrido una ligera bajada pero que cerraron el ejercicio al alza. De esta manera casi todos los tráficos portuarios analizados  por la entidad gestora arrojaron resultados positivos.
La Autoridad Portuaria no puede quejarse ante los notorios avances que se están detectando en la infraestructura mes tras mes. Aunque el cómputo global del año tenga tintes negativos en varios parámetros, al final tanto las mercancías como los demás tráficos se incrementan con respecto al ejercicio anterior. Según los datos hechos públicos ayer por la institución, el movimiento de graneles líquidos –en su mayoría petróleo y productos refinados, además de otras mercancías– se disparó en un 173% en diciembre de 2014.
Si bien es cierto que al sumar todas las cifras del año la bajada fue del 4,65%, últimamente los líquidos no hacen más que dar buenas noticias. Esa pequeña caída podría deberse, en parte, a la parada de la refinería de Repsol que comenzó a finales de 2013 y se alargó hasta enero.
Así, en noviembre se incrementó en un 12,8% para batir récords solo 31 días después. De las 195.674 toneladas de diciembre de hace dos años se pasó a las 534.470 que se contabilizaron hace tan solo unas semanas. En lo que respecta a los graneles sólidos –los cereales, el mineral y el carbón, entre otros, que se habían precipitado un mes antes–, estos mejoraron casi un 44%.
O lo que es lo mismo: de moverse 316.053 toneladas se pasó en un solo año a las 454.570. La mayor parte de la subida se registró en mercancía sin instalación especial, aunque 25.867 toneladas sí precisaron de este tipo de herramientas. No obstante, los muelles no se limitaron a despuntar en este tipo de categorías sino que también llegaron más buques, en concreto uno más, y hubo momentos de protagonismo para los cruceristas.
Como el objetivo de 2013 ya se veía como imposible, se dieron por buenas las 13.383 personas que llegaron a los muelles antes de Nochevieja. Incluso se superaron los 125.000 visitantes que se esperaban en todo 2014; llegaron casi 5.000 más.

datos esperanzadores
En las estadísticas anuales la mercancía en general salió muy mal parada, pues sufrió una importante reducción. No obstante, muchos de los números negativos se vieron compensados por el despunte de los graneles a lo largo del año.
Esto permitió que la Autoridad Portuaria cerrara el apartado con casi dos puntos en positivo, que se sumaron al 18,5% de ascenso en aquellas operaciones vinculadas a las descargas de pesca fresca, el avituallamiento y el tráfico local.
En los cálculos finales se salvó el ejercicio con un 2,19% de crecimiento y la confianza en que, a la vista de la evolución de los últimos meses, en este ejercicio podría seguir la mejoría. De hecho, haber dado la vuelta a las cifras negativas con las que se despidió 2013 ya fue un logro en la situación de crisis actual.

El tráfico de graneles líquidos en el puerto creció un 173% en diciembre

Te puede interesar