Los municipios del área asumen el 32% de la gestión de la depuradora de Bens

Los alcaldes acordaron en el mes de febrero los primeros pasos de la nueva sociedad mercantil
|

  El calendario de la depuradora de Bens señala el mes de mayo como la fecha del inicio del funcionamiento de la planta. Aunque todavía quedan algunos flecos, poco a poco se van desgranando los pormenores de una sociedad mercantil que gestionará la EDAR y que será una filial de Emalcsa. Esta nueva entidad estará participada en un 32% por los municipios del área y el otro 68%, corresponde a la ciudad de A Coruña.

El reparto que negociaron los alcaldes en febrero, establecía una representación proporcional a la población. Con ello, Arteixo, Culleredo, Cambre y Oleiros asumirán cada uno el 8% de la gestión, explica Carlos Calvelo, alcalde de Arteixo.

La sociedad anónima Edar de Bens nació en enero de 2011, después de que Emalcsa aprobara su constitución con capital íntegramente suscrito por la empresa coruñesa y que asciende a 60.000 euros. Como este capital fue inyectado íntegramente por Emalcsa, la fórmula legal que tuvieron que acordar los municipios del área es la participación en la filial como “cousuarios o beneficiarios de la explotación”.

 Para la puesta en marcha de la EDAR falta aprobar la tasa del servicio y la ordenanza de vertidos

 

Pasos > Si en aquella junta general se dio el visto bueno a la entrada de los municipios, también se recogían otra serie de iniciativas que la sociedad mercantil tendrían que llevar a cabo para la puesta en funcionamiento de la planta.

Como explica el alcalde de Arteixo, en primer lugar es necesario aprobar “una normativa de vertidos para todos los municipios” que utilizarán la depuradora. Un documento que tendrá que ser ratificado por cada una de las corporaciones en sesión plenaria.

En este punto, en el último pleno, el BNG arteixán solicitó información sobre este documento. También preguntó por los términos en los que se había suscrito el acuerdo para la gestión de la depuradora. Otro de los aspectos por los que la formación política se ha interesado es por el posible aumento del recibo del agua.

Además de este punto, también se tendrá que acordar una tasa de servicio y la “calidad inspectora única”. Unos puntos que todavía están sobre la mesa. De hecho, en la reunión de febrero los alcaldes –Calvelo, Manuel Rivas (Cambre), Julio Sacristán (Culleredo), Ángel García Seoane (Oleiros) y Carlos Negreria (A Coruña)– acordaron solicitar a la Xunta que delegue en la sociedad mercantil la inspección y control de las nuevas instalaciones.

 

Los municipios del área asumen el 32% de la gestión de la depuradora de Bens