En Marea rechaza las incompatibilidades y abre la puerta al liderazgo de Villares

Ferreiro, Villares y Beiras votan durante el plenario de En Marea em
|

El plenario de En Marea sirvió ayer para impulsar el liderazgo del portavoz parlamentario, Luís Villares, al aprobar por “amplia mayoría” que los cargos institucionales del partido instrumental puedan formar parte de una Coordinadora Nacional que estará integrada por once personas y que saldrá de la candidatura que gane las primarias para conformar el Consello das Mareas, en una votación interna con listas cerradas.
De este modo, se abre la puerta a que Villares pueda participar en la dirección del partido instrumental pese a las voces, como la del alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, que pedían “buscar el equilibrio” entre la participación de personas que no forman parte de la “vida institucional” y los que sí lo hacen en la configuración de la dirección de En Marea.
Con todo, otros pesos de En Marea, como el líder de Anova e histórico nacionalista, Xosé Manuel Beiras, llamaban ayer mismo a “dejarse de caralladas” y “arropar” a quien considera que debe ser “la referencia inequívoca a nivel personal” de En Marea, no sin reconocer que su dirección debe actuar como un equipo “plural” y “real”.
Precisamente, en el encuentro celebrado ayer el exmagistrado lucense anunciaba su intención de presentar una candidatura al Consello “si el reglamento lo permitía”.
Así, con las decisiones adoptadas, Villares podrá presentar una lista para configurar el que será, a priori, el máximo órgano de decisión entre asambleas y que, entre otras cuestiones, tendrá como misión principal la de decidir la figura o figuras que se encarguen de poner voz al mensaje de En Marea como partido político.
Precisamente, preguntado sobre si las conclusiones de este encuentro refuerzan su liderazgo en la organización, el portavoz parlamentario de En Marea se mostró “muy contento”.
“Salgo muy contento porque la gente decidió, y decidió libremente lo que considera más oportuno para esta organización”, aseguró Villares para luego considerar que las conclusiones de este plenario permiten a En Marea “avanzar” y “de forma muy cohesionada” reflejando “su pluralidad”.

LECCIÓN DEL CONSELLO
Tras las decisiones tomadas ayer en el plenario, los inscritos en En Marea solo podrán votar una única lista de 35 personas, en la que los cargos institucionales no podrán representar más del “20 por ciento” de los integrantes de la candidatura.
Además, estas listas deberán estar configuradas según el sistema de “cremallera” y garantizar el “equilibrio territorial”. El resultado, que se conocerá el próximo 28 de enero, garantizará la proporcionalidad de los votos recibidos por cada candidatura presentada.
Del Consello no podrán formar parte aquellas personas que integren el comité electoral u ostenten una responsabilidad ejecutiva dentro de una organización política (lo que se refiere a secretarías generales, portavocías y otros cargos homologables y miembros de órganos ejecutivos).

santos y sánchez
Con todo, sí podrán presentarse en las listas aquellas personas que tengan responsabilidades en otras formaciones, aunque deberán elegir entre los cargos que ostenten antes de tomar posesión como miembros del Consello das Mareas.
Este hecho, entre otras cuestiones, puede llegar a impedir que personas como la líder de Podemos Galicia, Carmen Santos, pueda ser elegida como integrante del Consello das Mareas y continuar con su cargo como secretaria xeral de la formación morada. Esta situación también afecta, entre otros, al coordinador nacional de Anova, Antón Sánchez.

En Marea rechaza las incompatibilidades y abre la puerta al liderazgo de Villares