El purasangre releva al galgo en Matogrande

El Ideal Gallego-2016-01-11-009-2cdca2a5_1
|

Se buscaba al purasangre de Matogrande y se encontraron varios, porque ayer se concentraron en la salida, entre todas las categorías, casi dos millares de personas con la intención de desafiar no solo a los 6,6 kilómetros de distancia de la carrera, sino también a un temporal que finalmente no asustó.
Por tanto, y haciendo uso de la promoción de la carrera, el purasangre tomó la salida, cogió el relevo del galgo de Novo Mesoiro –la prueba anterior del circuito Coruña Corre– llegó a la meta, recogió su premio y se dispuso a ceder el testigo a la liebre de la Torre de Hércules, próxima cita el 26 de marzo.
Va de animales la cosa en esta edición, porque después vendrán el coyote, el correcaminos y la gacela para las carreras de San Pedro de Visma, Oza y O Ventorrillo, cerrando el circuito el 4 de septiembre.

respuesta
La gran cantidad de corredores que se dieron cita ayer en la salida pone de manifiesto dos cosas. Por un lado, la creciente afición de los coruñeses por el ya mundialmente conocido como running –un anglicismo más, un anglicismo menos, tampoco pasa nada–, que les da igual que amenace lluvia, viento o el sol en el cogote. Y, por otro, que se está inculcando  a los niños desde bien pequeñitos lo importante del ejercicio físico.
Así pues, pequeños y mayores recorrieron ayer el barrio de Matogrande, pasando por el campus universitario de Elviña, y empezaron a quemar las ya odiadas calorías (de más) navideñas.

El purasangre releva al galgo en Matogrande