Un extraordinario Basquet Coruña aplasta al Melilla

McGhee, en la imagen con el balón, no tuvo su mejor noche con el tiro, pues falló sus cinco lanzamientos a canasta. Pero estuvo muy acertado desde los tiros libres | quintana
|

Tarde espectacular para los aficionados al Basquet Coruña. El equipo naranja se impuso de manera clara al Melilla, en un partido que estuvo igualado hasta el descanso.

El cuadro herculino comenzó el encuentro queriendo hacer valer que era el local. Quiso volcar su ataque en el juego interior, mientras que sus rivales prefería optar por los lanzamientos exteriores.

El cuadro anfitrión salió muy motivado, sobre todo en defensa, al partido disputado en Riazor. Los naranjas ahogaban todos los intentos del Melilla por penetrar la zona.

El máximo exponente de la motivación fue Belemene, que consiguió un robo y un tapón espectacular, en apenas dos minutos.

Ofensivamente, los chicos de Sergio García, también estaban enchufados, sobre todo desde el triple.

A falta de dos minutos para la finalización del primer cuarto, el Melilla pareció despertar de su letargo y se acercó al marcador, pero sin conseguir ninguna ventaja.

Los coruñeses, que acabaron, cuatro arriba, empezaron el segundo cuarto muy fallones y con posesiones precipitadas. Por su parte, el conjunto azulón arrancó muy enchufado y consiguiendo poner dos arriba en tres minutos.

El técnico local pidió un tiempo muerto, para tranquilizar a sus jugadores y  así poder elaborar un ataque que pudiese romper la férrea defensa del cuadro azulón.

La pausa no surtió efecto, pues los locales seguían sin anotar, pero gracias a su defensa, impedían que el Melilla se escapase del marcador.

A falta de 5:22 para el descanso, el Basquet Coruña consiguió romper su mala racha y encadenó varios ataques, con un par triples incluidos, y consiguió retomar la ventaja en el marcador, guiado por el dominicano Dago Peña.

El equipo visitante quedó momentáneamente aturdido pero despertó para marcar una canasta sobre la bocina, para irse al descanso cuatro abajo.

El partido parecía dar muestras de estar decantado hacia el lado local, gracias a su buena defensa, ya que había conseguido varios robos y tapones fundamentales.

 

Explosión

Para el comienzo del tercer cuarto, se percibió un aire distinto al de la primera mitad. Se notaba que iba a suceder algo relacionado con el juego.

Ambos equipos salieron decidido a ir a por el partido. Se olvidaron más de las defensas y buscaron tener más protagonismo en ataque.

Este cambio de mentalidad, benefició a un Basquet Coruña que estaba teniendo mejor acierto en sus lanzamientos.

El técnico visitante, viendo que no le beneficiaba el intercambio de canastas, ordenó a su equipo que fuesen más duros en defensa. El cambio fue notorio, el equipo estaba concediendo menos canastas en la pintura, pero los coruñeses sacaron a relucir un juego combinativo que trastocó los planes rivales, y acabó sorprendiéndoles.

Con todo, el tercer cuarto acabó como empezó, con acciones muy rápidas por parte de ambos conjuntos. Uno para aumentar su ventaja y otros para tratar de reducirla y meterse otra vez en la pelea.

Pero el partido parecía decantado hacia el lado coruñés. Los hombres de Sergio García, especialmente un Dago Peña sobresaliente, salieron a rematar a su rival.

Encadenaron tres triples seguidos y una jugada con tres tiro libres, que dejaron en la estacada al Melilla.

Alcoba, el entrenador rival pidió un tiempo muerto para que reaccionase su equipo no respondía a su señales.

A falta de cuatro minutos, el equipo azulón solo había anotado seis puntos, todo gracias a la dominante defensa de los locales, que se multiplicaban para tapar los huecos.

Los últimos minutos sirvieron para dar descanso a unos jugadores que hicieron el mejor partido hasta la fecha.

Un extraordinario Basquet Coruña aplasta al Melilla