El caso “Lezo” dispara doce puntos la preocupación por la corrupción, hasta niveles de 2015

|

La preocupación de los españoles por la corrupción se disparó el mes de mayo, tras el estallido de la operación “Lezo” que se inició con la detención del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González a finales de abril, según se refleja en el Barómetro de ese mes realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), donde este problema aparece citado como uno de los principales del país en el 54,3 por ciento de los cuestionarios.
En concreto, de abril a mayo el porcentaje de quienes mencionan la corrupción como uno de los problemas más graves ha crecido 12,3 puntos, y se acabó situando en niveles similares a los que alcanzó en enero de 2015, antes incluso de las últimas elecciones autonómicas y municipales.
Y también subió la inquietud que genera el paro rompiendo así una racha de cinco meses de bajadas. En concreto, pasó del 69,6% de abril –su mínimo de los últimos años– al 71,4%, y continúa como primer problema nacional.

En primera plana 
El barómetro del CIS hecho público ayer se basa en un total de 2.479 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 253 municipios de 458 provincias entre los días 1 y 9 de mayo, periodo en el que la operación “Lezo” seguía en primera plana.
Con este panorama, la corrupción y el fraude fueron citados como uno de los principales problemas del país en el 54,3% de las entrevistas, marcando su cuarta cota más alta de los registros y situándose cerca de la tercera, el 55,5% que se anotó en enero de 2015. El récord se batió en noviembre de 2014, con un 63,8%.
Por detrás del paro y la corrupción repiten como tercera preocupación los problemas económicos (21,1%). En la cuarta plaza sigue la clase política, aunque su porcentaje baja del 20,9% de abril a un 18,1% y también caen las menciones a la sanidad (tres puntos, hasta el 9,6%), los problemas de índole social (9,2%, un punto menos) y la educación (8,8%, puntos y medio menos que en abril).
En la tabla de problemas personales el paro vuelve figurar en cabeza con un 38,4%, seguido de los de índole económica (21,3%), la corrupción y el fraude (18,4%), la sanidad (10%). l

El caso “Lezo” dispara doce puntos la preocupación por la corrupción, hasta niveles de 2015