El expresidente del CSIC ve un futuro negro y no competitivo por los recortes

|

  Carlos Martínez-Alonso, expresidente del CSIC y exsecretario de Estado de Investigación, aseguró ayer que si el Gobierno no apuesta por la investigación “España tiene muy pocas posibilidades de ser competitiva” y, a su juicio, esta circunstancia conllevará “un futuro cada vez más negro”.

Martínez-Alonso realizó estas declaraciones a preguntas de los periodistas sobre los ajustes del Gobierno central en materia de Educación tras participar en un encuentro científico sobre técnicas de imagen en investigación preclínica que se celebró en Oviedo.

Martínez-Alonso apuntó que durante los últimos años la investigación en España había conseguido un reconocimiento que había posibilitado la llegada de científicos de otros países.

“Lo que hemos hecho ahora es girar totalmente esta perspectiva y ya no atraemos a los mejores investigadores”, recalcó el expresidente del CSIC, que lamentó que los mejores estudiantes españoles no opten ya por la investigación al no ver futuro en la misma.

Para Martínez-Alonso, es necesario que en España “se siga apostando por la educación y la investigación como auténticos motores de generación del conocimiento y el desarrollo económico, sobre todo ahora que la crisis financiera se ha transformado en social y es necesario poner en marcha medidas anticíclicas para poder ser competitivos”.

El investigador cree que la actual situación económica hace necesario la aplicación de recortes pero rechazó que estos ajustes se realicen en áreas como el desarrollo científico y educacional, que deberían tener “prioridad”.

Martínez-Alonso señaló que Alemania tiene unas previsiones de crecimiento para este año cercanas al 2% por su apuesta por la investigación y las empresas de base tecnológica.

El expresidente del CSIC ve un futuro negro y no competitivo por los recortes