Los placeros de Santa Lucía logran reactivar el acuerdo con Mercados y serán realojados en un local

El Ideal Gallego-2016-01-23-005-6ad0dfbe_1
|

La brecha abierta entre la Concejalía de Empleo y Economía Social que dirige Alberto Lema y el colectivo de vendedores del mercado de Santa Lucía se solventó ayer contra todo pronóstico. Aunque las posiciones de partida eran diametralmente opuestas, los comerciantes consiguieron que el Ayuntamiento restableciera el compromiso roto hace unos días y asegurase su futuro laboral. Así, los placeros serán realojados durante las obras de construcción del nuevo inmueble y podrán volver a la futura plaza de abastos con prioridad.
Tras el encuentro de la semana pasada con el edil Alberto Lema, el portavoz de los afectados de Santa Lucía, Miguel Rodríguez, y sus compañeros acusaron al Gobierno local de faltar a todas las promesas que les había hecho para mantener sus puestos abiertos en el edificio durante el tiempo que tardasen los trabajos de adecuación. 
Los vendedores se vieron en la calle y así lo transmitieron a la opinión pública y al propio Ejecutivo municipal. La postura inamovible de no aceptar el traslado a otros mercados obtuvo ayer su recompensa en un nuevo encuentro con la Concejalía de Empleo y Economía Social dado que los placeros estarán en sus locales hasta que comiencen las obras y luego serán recolocados en uno o dos locales ubicados en el barrio de A Falperra, tal y como querían. 
“Van a cumplir cosas que nos habían prometido: nos aseguran el realojo y el derecho de retorno en el futuro”, afirmó en la tarde de ayer Rodríguez. Ya por la mañana, el concejal Alberto Lema había confirmado que los interesados permanecerían en el actual edificio hasta que se iniciase el proyecto. Para él existe una importante cantidad consignada en los presupuestos de 2016. 
“El Ayuntamiento ha avanzado mucho en su postura y buscará un local para acondicionarlo y que podamos entrar todos los negocios de alimentación juntos”, aclaró Rodríguez. Mientras permanecen en Santa Lucía, ese espacio se rehabilitará para “hacer el salto al local nuevo” sin frenar la actividad económica. 
Falta solventar algunas dudas, pero parece que también pasarían a ser “placeros de pleno derecho” en el futuro mercado.

Los placeros de Santa Lucía logran reactivar el acuerdo con Mercados y serán realojados en un local