Arteixo aprueba su salida del Consorcio para rebajar el recibo de basuras

|

Siguiendo el guion previsto, el Gobierno arteixán llevó ayer a pleno su propuesta de separarse del Consorcio As Mariñas a lo largo de 2017, una iniciativa que fue aprobada con los votos a favor del Partido Popular (PP), la abstención de Terra Galega (TeGa) y la negativa de Partido Socialista (PSOE) y Bloque Nacionalista Galego (BNG).
La razón, explicó el alcalde, Carlos Calvelo, es “pelear por un mejor servicio de recogida de basuras y un recibo más barato”. Así, Arteixo hará efectiva su marcha el año que viene y “cabalgará solo” a partir del 1 de enero de 2018, día en que comenzará a gestionar de manera individual su recogida de residuos, previsiblemente, tratando la basura en Sogama. Alega, una vez más, que el Consorcio tiene la tasa más cara de la comunidad y “está pagando a una empresa privada –Albada– unos sobrecostes que se sitúan entre un 15 y un 40%”.
La férrea posición de Calvelo contra el Consorcio no recibió precisamente elogios de la oposición, quien lo calificó de “ariete del PP contra la futura área metropolitana”. El portavoz socialista, Martín Seco, consideró un “día triste” el de ayer: “En Arteixo o servizo de recollida de lixo é malo, pero haberá que dialogar para melloralo. É famoso este alcalde por levar o lío a todos os sitios. Aquí ou ten el a razón ou rompe a baralla, así funciona todo con vostede”, le dijo Seco.
Desde TeGa, Charo Figueiras criticó la falta de tiempo con el que contó la oposición para estudiar el informe externo en el que el Ayuntamiento se basa para proponer su salida del Consorcio, un documento que señala que el municipio podría tratar su basura en Sogama y lograr un recibo más barato. “Somos partidarios dos servizos mancomunados. Non cremos nos prezos milagrosos e tampouco que aos outros oito alcaldes non lles interese abaratar a recollida”, indicó.
Xurxo Couto, del BNG, recurrió al imaginario futbolístico usando el lema del Liverpool, “You’ll never walk alone” –“nunca caminarás solo”–, para aconsejar a Calvelo que no abandonase el ente supramunicipal. Couto afirmó que la postura de su grupo “é camiñar cara a área metropolitana” y mostró su preocupación por el municipio cuando “ande por aí só mentres os demais mancomunan os servizos”.
Para el concejal de Obras, José Ramón Amado, ayer fue un día de “esperanza”: “É un paso para cambiar un sistema de xestión de mala calidade, non vale facer campaña nas redes sociais contra o mal estado dos contedores e despois quedar parados”, espetó. 
Calvelo alegó que reducirá el recibo de basuras a menos de cien euros y que su Gobierno lleva más de año y medio pidiendo una auditoría del servicio, sin éxito “hasta que la pidió Gelo”. El alcalde de Oleiros señaló ayer que Arteixo deberá abonar tres millones de euros en su salida, hasta que finalice el contrato en 2024.

Arteixo aprueba su salida del Consorcio para rebajar el recibo de basuras