La célula yihadista quería atentar con explosivos de manera “inminente”

GRA218. BARCELONA, 20/08/2017.- Gran afluencia de ciudadanos y turistas en Las Ramblas de Barcelona, donde el pasado jueves tuvo lugar el atentado terrorista que causó la muerte a 13 personas y heridas a alrededor de un centenar. EFE/Alejandro Garc
|

Los doce miembros de la célula que el jueves mató a catorce personas en Barcelona y Cambrils (Tarragona) pretendían cometer de forma “inminente”, el mismo día o los siguientes, uno o varios atentados de gran alcance con explosivos en Barcelona, buscando causar “más daño” del que lograron. Así lo anunció ayer el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, que destacó que los doce terroristas ya han sido identificados y que ahora los investigadores se centran en tratar de detener a Younes Aboyaaqoub, que supuestamente conducía la furgoneta que perpetró el ataque.
Trapero no quiso concretar si la Sagrada Familia podría ser uno de los objetivos. “Cuando tengamos la suficiente fiabilidad de uno o más lugares donde se quería cometer el atentado, se informará a la autoridad judicial”, dijo.
 
1 El apuñalamiento del conductor del Focus
Los Mossos trabajan con la hipótesis de que la explosión, la noche del día 16, en la casa de Alcanar (Tarragona) donde los terroristas preparaban las bombas precipitó los atentados, que los terroristas “no pudieron hacer de la forma prevista, con el uso de explosivos, porque se habían inutilizado”. 
Pese a que hasta ahora lo desvinculaban de los atentados, los Mossos, a partir de los nuevos indicios hallados, tratan de comprobar si Aboyaaqoub huyó de Barcelona tras matar a puñaladas al conductor del Ford Focus que se saltó el control policial en la avenida Diagonal. Si se confirma esta hipótesis, el dueño del vehículo, que murió apuñalado, sería la víctima número quince.
Por el momento, los investigadores han podido determinar la identidad de los doce miembros de la célula, aunque les falta por situar a tres, uno de los cuales se sospecha que es el conductor de la furgoneta que atentó en Barcelona y los otros dos víctimas de la explosión de Alcanar. En concreto, según Trapero, de todos los integrantes, cinco fallecieron abatidos por los Mossos en Cambrils, entre dos y tres murieron en la explosión de Alcanar, cuatro han sido detenidos y uno, Aboyaaqoub, sigue huido. De hecho, las fuerzas del orden francesas buscan también al presunto terrorista, indicó ayer  “Le Journal du Dimanche”. Además, los Mossos están analizando tres vehículos, el Audi A3 y una moto como elementos de la investigación.

2 El papel del imán
Uno de los supuestos terroristas que se investiga si figura entre los fallecidos en Alcanar es el imán de Ripoll (Girona), Abdelbaki Es Satty, que está desaparecido y sobre el que sospecha que pudo tener un papel clave en la célula. Los Mossos acudieron ayer a la mezquita para buscar pistas sobre Es Satty y recogieron muestras en el lugar donde se solía sentar. Trapero indicó que por el momento no están en condiciones de confirmar que fuera la persona que radicalizó a los demás miembros. De hecho, el imán no tiene antecedentes penales vinculados al terrorismo, aunque, según recordó el mayor, sí que tuvo relación con un implicado en investigaciones sobre los atentados de Madrid del 11-M.
Además, el imán viajó a la ciudad belga de Vilvorde entre enero y marzo del año pasado, según confirmó el alcalde de la localidad, Hans Bonte. 

3 Omar Hichamy, “educado e integrado” 
Omar Hichamy, el quinto terrorista abatido en Cambrils (Tarragona), era una persona “correcta, educada y trabajadora” y “aparentemente integrada en España”, según relataron a Efe sus compañeros de trabajo. Hichamy, nacido en Marruecos en 1996, trabajó este año en la compañía y pidió la baja en varias ocasiones alegando problemas de salud.

4 Mensajes crípticos  
Amigos de algunos presuntos implicados en los atentados se percataron de que el hermano del fugado Younes Abouyaaqoub, Houssaine, colgó mensajes “crípticos” en sus redes sociales poco tiempo antes del ataque, pero no le dieron importancia hasta después de los ataques.
Así, mostraron como el joven lanzó mensajes como: “Paz para mí mismo, odio para el resto”, “Tu tarea es descubrir tu mundo y luego entregarte a él con todo tu corazón” y “Voy con la esperanza del que todo lo ha perdido y así todo lo que viene es bienvenido”.

5 El pueblo natal dice que se radicalizaron en España
En Mrirt, el pueblo natal de los hermanos Abouyaqoub y los Hychami, sus amigos y conocidos están de acuerdo: eran chicos “normales” y su radicalización se tuvo que gestar en España. En Marruecos, Mrirt y toda su región vecina, de cultura bereber, se conocen como “la fortaleza del ateísmo”, y es famosa por su tolerancia religiosa y moral. Por eso, ha sorprendido que cuatro chicos del pueblo hayan cometido en nombre del Daesh la matanza. l

La célula yihadista quería atentar con explosivos de manera “inminente”