Kekodependencia

Sergio Gontán conduce el balón en el partido de Copa del Rey frente al Alavés en el estadio de Riazor ante Luis Rioja | quintana
|

En los últimos dos encuentros de Liga el Deportivo ha perdido potencial ofensivo debido a la retahíla de bajas que ha diezmado, por encima de otras líneas, la parcela ofensiva.

Hasta el punto de que en los compromisos frente a Zamora y Salamanca los blanquiazules apenas han certificado dos remates a puerta (Salva Ruiz en el Ruta de la Plata y Adri Castro en El Helmántico).

Una de las ausencias que han marcado el declive de producción y efectividad del conjunto de Riazor ha sido la de Sergio ‘Keko’ Gontán.
El ‘20’ deportivista ha estado presente en las cinco primeras jornadas de Liga, en las que el Depor tiró de pragmatismo para apuntarse once puntos de quince posibles, producto de tres victorias (ante Salamanca, Unionistas y Coruxo) y dos igualadas sin goles (frente a Compostela y Guijuelo).

El polivalente atacante de Brunete fue siempre titular, acumulando 428 minutos de juego y brindando la asistencia a Héctor Hernández para el triunfo en el Reina Sofía de Salamanca desde el saque de esquina.

Fundamental a la hora de retener el balón en campo contrario y con un golpeo excepcional en el balón parado, su escuadra ha perdido mucho peso específico desde la sexta tirada de la Liga en adelante.

No en vano, desde ese momento y en otros tantos partidos, cinco, el club de la Plaza de Pontevedra solo ha sumado cinco puntos de quince, tras un triunfo (ante el Racing de Ferrol), dos empates (Pontevedra y Salamanca) y otros tantos reveses (Celta B y Zamora).

Entremedias, en la Copa del Rey Gontán firmó una primera parte de ensueño pegado a la banda derecha, evidenciando una gran calidad y desbordando constantemente a la defensa del Alavés. 

En plena sintonía con Jorge Valín, protagonizó una reaparición soñada, después de haber estado poco más de un mes en el dique seco.
El torneo del KO, para desgracia del deportivismo, ha dejado noqueado de nuevo al interior de Brunete, que tendrá que aguardar una semana o dos previsiblemente para recuperarse de la recaída de su lesión en el sóleo.

Su vacante en el terreno de juego no ha sido aprovechada en absoluto por los futbolistas que han entrado en su lugar en el costado diestro; ni Borja Galán ni José Alonso Lara han brillado hasta el momento.

El próximo domingo y ya con urgencias clasificatorias para que el puesto de acceso a la siguiente liguilla de ascenso no peligre, el Depor de Rubén de la Barrera tendrá que volvérselas a ingeniar para compensar la ausencia segura de una de las piedras angulares del proyecto 20-21.

Kekodependencia