La retirada de las dunas artificiales marca el comienzo de la preparación de las playas

|

El Ideal Gallego-2011-05-10-003-d5707215

  redacción>a Coruña

  La retirada de las dunas de protección de las playas de la ciudad anuncia el inicio de la temporada estival. Los trabajos para la puesta a punto de los arenales arrancaron ayer en Riazor, donde varias palas comenzaron a trabajar a primera hora de la mañana en el alisado del arenal, ante la atenta mirada de varias de las personas que aprovecharon la primera jornada sin lluvias desde el pasado viernes para tumbarse al sol en la playa.
Según explicó la Concejalía de Medio Ambiente, las labores de acondicionamiento de Riazor, Orzán y Matadero durarán poco más de una semana. A lo largo de estos días, se moverán 80.000 metros cúbicos de arena, que habían sido levantados en octubre para formar la barrera de protección, la primera tras el relleno de los arenales el año pasado desarrollado por Demarcación de Costas. Para poder llevar a cabo las labores de alisado se emplearán tres máquinas tipo dúmper o “bulldozer”. Para agilizar los trabajado, a estas palas se sumará la maquinaria propia de mantenimiento de las playas, tal y como señaló el Ayuntamiento.
Para evitar que bañistas y palas coincidan en un mismo espacio, a largo de esta semana se irán acotando los espacios en los que van a trabajar las máquinas del resto de los arenales. De hecho, ayer se podía ver como a un lado de una cinta roja y blanca se llevaban a cabo los trabajos de alisado, mientras al otro, varios personas tomaban el sol. Alguna de ellas expresó su satisfacción porque se retirasen las dunas, y se pueda disfrutar ya de unos arenales “en plenas condiciones”.

Limpieza > En cuanto a las playas de San Amaro, Oza y As Lapas, el Ayuntamiento explicó que el acondicionamiento se realizará con maquinaria específica de limpieza, como limpia playas, tractores y remolques. A esto se sumará un equipo humano que se encarga habitualmente de la realización de estas tareas.
Una vez finalizados los trabajos, la Concejalía de Medio Ambiente continuará con las tareas rutinarias de mantenimiento y limpieza diarias de las playas, que se prolongarán a lo largo de todo el verano. A esto se sumará a finales de mes la colocación del material necesario para poder ofrecer a los usuarios todos los servicios, como es el caso de las duchas, las papeleras o la instalación de las casetas de los socorristas.

Salvamento > Con la puesta a punto de los arenales solo falta que se ponga en marcha el servicio de vigilancia para dar por inaugurada de forma oficial la temporada estival en las playas de la ciudad. Según indicó el jefe de Protección Civil, Carlos García Touriñán, por el momento no se conoce el día exacto para su puesta en funcionamiento, aunque asegura que el servicio se establecerá a mediados de junio y se mantendrá hasta mediados de septiembre en los arenales de As Lapas, San Amaro, Oza y Santa Cristina, y hasta el día 30 en Riazor, Orzán y Matadero.
Sobre el equipo que se encargará de controlar las playas, Touriñán explicó que éste “será exactamente igual que el del año pasado”. Por el momento, tal y como apuntó, una vez se renueve el concurso a la empresa encargada del servicio de socorrismo, el Ayuntamiento iniciará el proceso para dotar a los arenales de todo lo necesario para que los profesionales puedan atender a los bañistas en junio.
Touriñán indicó que el número de efectivos será también el mismo que en 2010: 57 socorristas. Habrá puestos de salvamento en todas las playas, incluida la de Matadero, que se incorporó el año pasado al disponer de más espacio tras el relleno de los arenales.
En cada una de las casetas que se coloque, los vigilantes dispondrán de una camilla, un equipo de oxígeno, un glucómetro y otros aparatos de primeros auxilios. Además, se prevé que en las playas de Riazor y en Oza se sitúen dos ambulancias y diversas embarcaciones en el resto de puestos de atención, en los que también habrá un equipo de desfibrilación semiautomática.

El debate > Al igual que todos los años, entre las personas que se acercaron ayer a las playas se podían escuchar críticas relacionadas con la fecha elegida para el inicio del servicio de socorrismo en los arenales. “La ciudad debería disponer de un equipo de vigilancia de emergencia, para los días de sol en los que las playas se llenan de gente fuera de la temporada de verano”, comentaban algunos de los bañistas mientras se llevaban a cabo las tareas para eliminar las dunas
El debate se avivó hace una semanas, después de que el pasado 30 de abril falleciese ahogada una joven en la playa de Bastiagueiro,  en Oleiros.


 

La retirada de las dunas artificiales marca el comienzo de la preparación de las playas