Bruselas impone a Google una multa récord de 2.400 millones por abuso de posición dominante

La comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, ofreció una rueda de prensa para explicar la decisión | Olivier Hoslet (efe)
|

La Comisión Europea impuso ayer a Google una multa récord de 2.420 millones de euros por abuso de posición dominante por favorecer de forma sistemática a su servicio de comparación de precios, Google Shopping, frente a sus rivales en los resultados que ofrece su buscador.
La cifra duplica la multa de 1.060 millones de euros que el Ejecutivo comunitario impuso en 2009 al grupo informático estadounidense Intel, entonces la mayor de la historia de la Unión Europea, también por abuso de posición dominante al tratar de expulsar a sus rivales del mercado de microprocesadores.


Bruselas advirtió además a Google de que se enfrenta a sanciones de hasta el 5% de la cifra de negocios media mundial de Alphabet, su empresa matriz, si en 90 días no pone fin a esta estrategia, que comenzó a aplicar a partir de 2008. La compañía ha anunciado por su parte que considera recurrir la multa.

Conclusiones
En la decisión de ayer, la Comisión Europea llegado a dos conclusiones. En primer lugar, Google tiene una posición dominante en el servicio general de búsquedas en todos los países de la UE, con una cuota superior al 90% en casi todos los mercados.
El segundo lugar, el Ejecutivo comunitario concluyó que Google adjudicó a su servicio de comparación de precios, que aplica en 13 Estados miembros, una ventaja “ilegal” al otorgarle una posición “prominente” en los resultados de búsqueda, al mismo tiempo que “degrada” la visibilidad de los resultados sobre sus rivales.
Por su parte, Google expresó su “desacuerdo” con las conclusiones de la Comisión Europea, e indicó que “considerará apelar” la decisión de Bruselas.


“Estamos en desacuerdo con las conclusiones anunciadas hoy”, declaró Kent Walker, vicepresidente senior y general counsel de Google. “Vamos a revisar con la Comisión la decisión en detalle y consideraremos apelar y continuar exponiendo nuestros argumentos”, añadió. Además, la multinacional considera que la Comisión, en su decisión sobre Shopping, “subestima” el valor de estas conexiones rápidas.
Sin embargo, la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager, destacó en una rueda de prensa que la compañía diseñó “muchos productos y servicios innovadores” que “han marcado la diferencia”, pero criticó que la estrategia diseñada por Google con respecto a su servicio de comparación de precios “no se basaba únicamente en atraer a clientes haciendo mejor su producto”.

Autopromoción
“Al contrario, Google ha abusado de su dominio de mercado como buscador promocionando su propio servicio de comparación de precios en los resultados de búsqueda y degradando a sus competidores”, explicó la comisaria.
“Lo que Google ha hecho es ilegal bajo las normas europeas. Niega a otras compañías la oportunidad de competir en igualdad de condiciones y de innovar. Y además niega a los consumidores europeos una verdadera elección de servicios”, añadió.

Bruselas impone a Google una multa récord de 2.400 millones por abuso de posición dominante