Aseguran que el cadáver de Khashoggi fue “disuelto” con un producto químico

ERD01. ESTAMBUL (TURQUÍA), 25/10/2018.- Personas muestran imágenes de Jamal Khashoggi durante una manifestación frente al consulado de Arabia Saudí en Estabul, Turquía, hoy, 25 de octubre de 2018. El presidente turco, Re
|


“Sabíamos que el cuerpo de Khashoggi había sido desmembrado, pero ahora vemos que no solo lo descuartizaron, sino que lo disolvieron”, dijo ayer al diario turco “Hurriyet” Yasin Aktay, asesor de la dirección del partido gobernante en Turquía, el islamista AKP, que encabeza el presidente del país, Recep Tayip Erdogan.


“De acuerdo con las últimas informaciones, la razón por la que lo cortaron en pedazos fue para poder disolverlo más fácilmente. El objetivo era no dejar rastros del cuerpo”, añadió Aktay, que era amigo de Khashoggi.


La Fiscalía turca había declarado el miércoles que el periodista fue estrangulado nada más entrar en el consulado saudí de Estambul, el pasado 2 de octubre, y que su cuerpo fue despedazado acto seguido. Pero las autoridades judiciales no han dado más detalles sobre lo ocurrido después. Khashoggi, un periodista cercano a la monarquía saudí, pero distanciado de ella desde que el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, se convirtió en el “hombre fuerte” del reino, llevaba un año viviendo en EEUU, donde colaboraba con el diario “The Washington Post” y escribía columnas en las que criticaba moderadamente determinadas políticas de Riad.

Documentos
Iba con cierta frecuencia a Turquía para visitar a su novia, Hatice Cengiz, ciudadana turca, con la que planificaba casarse, y a tal efecto solicitó el 28 de septiembre al consulado saudí en Estambul documentos relativos a su divorcio anterior.

El periodista obtuvo una cita para el 2 de octubre, y según aseveró Erdogan, fue en ese momento cuando se puso en marcha un plan para asesinarlo.


Un equipo de tres saudíes llegó a Estambul el 1 de octubre, otros 15 siguieron el mismo día 2, y cuando Khashoggi entró al consulado fue estrangulado sin más demora, según la Fiscalía turca.
Los investigadores turcos tuvieron que esperar hasta el 15 de octubre para obtener el permiso requerido de Riad para registrar las dependencias consulares. La investigación avanzó despacio, según reconoció Ankara, al poner los saudíes todo tipo de trabas.


Después de haber afirmado que Khashoggi había abandonado vivo la oficina diplomática, Riad reconoció el 20 de octubre su muerte “accidental” en el consulado, pero tres días más tarde Erdogan aseguró que fue un “asesinato premeditado”, y lo atribuyó sin ambages al equipo de 18 agentes enviados desde Riad. 

Precisamente ayer, el presidente turco aseguró que su Gobierno tiene la certeza de que la orden de matar al periodista “vino de los más altos niveles” del Gobierno de Riad. Erdogan no mencionó al príncipe Mohamed, pero sí dijo que no cree que su padre, el rey Salmán bin Abdulaziz de Arabia Saudí haya dado la orden de matar a Khashoggi.

Aseguran que el cadáver de Khashoggi fue “disuelto” con un producto químico