Arriva consigue el permiso para unir A Coruña y Oporto por ferrocarril

El Ideal Gallego-2019-05-10-008-9d9e9fdd
|

La multinacional de servicios de transporte Arriva, filial de la operadora ferroviaria pública alemana Deutsche Bahn, consiguió ayer la aprobación oficial de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para poner en marcha una conexión por tren entre A Coruña y Oporto. A pesar de que en un principio el organismo regulador tuvo dudas sobre la afección de esa nueva oferta a la viabilidad económica de Renfe Viajeros, finalmente ha dado la razón a Arriva para permitirle que establezca esa movilidad entre Galicia y Portugal.

La CNMC confirmó ayer que Arriva –una empresa especialmente conocida en A Coruña por el transporte público por carretera– podrá poner en marcha una ruta de tren entre la ciudad y la localidad lusa de Oporto, tal y como había anunciado el año pasado. 

La decisión se ha tomado después de que se realizase una prueba de equilibrio económico del contrato de servicio público 2018-2027 firmado entre el Ministerio de Fomento y Renfe Viajeros con el impacto del funcionamiento de un nuevo operador. Renfe había solicitado el análisis porque entendía que en caso de que la multinacional lograse su objetivo, al conectar también A Coruña y Vigo (dado que el trayecto transfronterizo tendrá paradas intermedias) como hace la compañía española, “supondría un importante menoscabo económico, puesto que reducirá el número de pasajeros que utilizan en la actualidad el servicio”. No obstante, la comisión ha decidido que la afección será “limitada”, incluso inferior al 1%. 

La duda del verano
En contraposición ha puesto el beneficio para los ciudadanos en general y los usuarios habituales del Eje Atlántico Ferroviario, porque una vez se estrene el nuevo operador “aumentarán las frecuencias y se facilitará la creación de ofertas intermodales, que complementarán el servicio ferroviario con la conexión con su red local e interurbana de autobuses”. En cualquier caso, se reserva la opción de que Renfe pueda solicitar la revisión del resultado si hay cambios en la prestación del servicio demandado.

Aunque desde la compañía beneficiaria no hubo un pronunciamiento oficial a la resolución en el día de ayer, a priori su intención era comenzar a cruzar la frontera cuatro veces al día en cada sentido. No había trascendido el precio que se establecerá para los billetes, pero sí que Arriva pretendía inaugurar la línea este mismo verano. Esa posibilidad es más dudosa por los trámites previos para la disposición de la infraestructura, aunque es posible que los preparativos se avanzasen a la espera de la resolución.

Arriva consigue el permiso para unir A Coruña y Oporto por ferrocarril