Jornadas de reflexión

GRA302. A Coruña, 06/12/2014.- El defensa del Deportivo de la Coruña, Pablo Insúa, durante el encuentro correspondiente a la jornada catorce de primera división, que disputan esta noche frente al Málaga en el estadio de
|

 

Los últimos días han sido movidos en el deportivismo. Todas las vertientes del mismo han mantenido reuniones, cónclaves, xuntanzas y demás. Todas. En el club para analizar la situación social. En la Federación de Peñas, más de lo mismo. Agrupaciones concretas, como Somos Depor (la alternativa electoral de Manuel López Cascallar), también peñas como ‘El día que perdimos las elecciones’, encabezada por Germán Rodríguez Conchado. También Riazor Blues hizo público un comunicado la semana pasada. Son jornadas ‘de reflexión’ interna de estos colectivos antes de los últimos diez partidos de Liga, donde el Depor se jugará el tipo y el futuro.
El deportivismo está ante el reto de unirse para el tramo final del campeonato, para que no haya fisuras. Hay una frase tópica en los partidos de fútbol. ‘Hay que animar al equipo hasta el final y, en ese momento, recriminar un mal encuentro en el caso de que se haya jugado mal.

lo que se juega el depor
Sondeando a miembros y allegados de todas las vertientes del deportivismo antes mencionadas, se ve que hay malestar en muchos aspectos sociales con el club. Hay mucho que puntualizar sobre ello.
Sin embargo también hay un deseo que parece unánime. El de conseguir, entre todos, la salvación del equipo. Una vez que finalice la temporada, como si de un partido se tratase, se podrá buscar un diálogo con el club para intentar tender puentes de cara al futuro.
Ahora mismo el deportivismo sabe lo que se juega.  La cumbre, el momento de la verdad, será en el Depor-Córdoba de dentro de una semana. Ahí se verán de manera exacta cómo están las cosas. En Riazor, donde en el pasado encuentro ante el Espanyol quedó patente el divorcio de algunos sectores blanquiazules.
La otra opción, planteada abiertamente en las últimas fechas por varios deportivistas, es la de pedir la asamblea con el 5% del capital social.
El consejo tenía previsto cambiar la manera de actuar del anterior en este tema, es decir, cerrar los ejercicios en junio y realizar las juntas en esa fecha. Pase lo que pase parece que el deportivismo se vertebra para ello, para estar con el equipo hasta el final y, cuando llegue su momento, debatir abiertamente sobre el futuro. n

 

Jornadas de reflexión