Los funcionarios se plantan frente al concurso de traslados del Ayuntamiento

21 abril 2018 / 01 julio 2018 página 6 A Coruña.- Alumnos del Colegio Internacional Eirís celebran una flashmob en la plaza de María PIta
|


La primera medida para ello es una recogida de firmas entre el funcionariado que ya está en marcha pasando por los distintos servicios municipales y con buena respuesta hasta el momento porque “afecta a mucha gente”, asegura uno de los trabajadores.

“El personal se está movilizando porque ven muy injusto y como un perjuicio que lo hagan en dos fases”, explica. El principal motivo de queja de los funcionarios municipales es que el Gobierno local plantee que el concurso se haga en dos tandas y que en la primera solo se incluyan las categorías profesionales más bajas.

El temor de los funcionarios ante esta propuesta es que haya trabajadores de la Administración local que terminen obteniendo un puesto en un nivel inferior al que tienen ahora.

Así, el objetivo que persiguen los trabajadores municipales con su propuesta es permitir que todos opten a la totalidad de los puestos que sean adecuados a su grupo y no provocar situaciones que consideran “injustas”, como sí entienden que pasaría de la manera planteada actualmente. “Queremos unas bases coherentes y justas, no estas”, añade.

Dos puntos
En el documento con el que los funcionarios están recogiendo firmas entre los afectados, se solicitan al alcalde dos aspectos. Por una parte, que se “deje sin efecto” la convocatoria del concurso público que en estos momentos el Ayuntamiento tiene previsto llevar a cabo en dos fases. En segundo lugar, piden que se realice solo una convocatoria del concurso en una única fase en la que se oferten todos los puestos vacantes y presupuestados.

Esta división en dos fases preocupa ya que no hay ninguna seguridad sobre la fecha en la que se llevaría a cabo la segunda o si se llegaría a producir, ya que la proximidad de las elecciones municipales podría conllevar cambios en el proceso y es algo que los funcionarios tienen muy presente. 

La preocupación de los trabajadores municipales en torno al concurso no es nueva, pero la reciente sentencia de un juzgado de la ciudad en la que dictaminó como nulos más de 150 nombramientos por comisión de servicio por superar el tiempo máximo, fue “la gota que colma el vaso”. 

“El malestar está desde hace tiempo y ahora se materializa”, añade este trabajador que comparte opinión con muchos compañeros.


Los funcionarios no entienden este planteamiento en dos fases y quieren que se haga en una “como se ha hecho siempre y recabando el apoyo de los sindicatos”, con quienes se negoció el asunto a excepción de la CIG, que tiene entre sus planes llevarlo a los tribunales. “Si lo vas a hacer, hazlo bien, tienes la referencia del concurso anterior”, opina este trabajador de la misma manera que muchos de sus compañeros y señala que “lo mires por donde lo mires, aunque sea por imagen, no se están haciendo las cosas como se tienen que hacer”.

Siguientes pasos
La recogida de firmas es solo el primer paso que tienen previsto llevar a cabo los funcionarios, que una vez que terminen de recoger apoyos los harán llegar al Gobierno local. Además, también trabajan con la idea de que los sindicatos les “apoyen” y que se “impliquen”. Los funcionarios pretenden llegar hasta el fondo de la cuestión, en la que hay otros puntos con los que tampoco están de acuerdo además de las dos fases que se plantean. 

Desde el Ayuntamiento señalan que después de casi diez años sin un concurso “é normal que haxa recursos xa que se poden dar situacións moi diversas entre o persoal ao longo deste tempo” y que las bases ya fueron negociadas con los sindicatos.

Los funcionarios se plantan frente al concurso de traslados del Ayuntamiento