El Ayuntamiento redactará un plan para hacer accesibles todas las calles

Copia de El Ideal Gallego-2013-12-21-003-11b437b3
|

Una escalera mecánica comunica desde ayer el mercado de San Agustín con la plaza de España a través de la calle de la Plaza. El dispositivo, el primero de este estilo que se instala al aire libre en la ciudad, es solo el primer paso de un ambicioso plan para hacer accesibles todas las vías de A Coruña, tal y como adelantó ayer el alcalde, Carlos Negreira.
Según explicó el primer edil, la intención del Ayuntamiento es sacar a concurso el proyecto de accesibilidad en espacios públicos, en el que se estudiarán todos los lugares en los que existen dificultades para la movilidad peatonal. De esta forma, a los detectados ya por el gobierno local se sumarán los localizados por los propios vecinos en cada barrio. “Queremos trazar un plan 2014-2019 para completar la visión integral de la ciudad”, manifestó el regidor popular.
La medida se incluye dentro de las actuaciones que puso en marcha la administración municipal este año para hacer más fácil el tránsito por las calles coruñesas a los peatones. A las de San Agustín se sumarán el próximo tres ascensores y una escalera mecánica al aire libre en las calles de Capitán Troncoso, Cabo Santiago Gómez, Ramón Cabanillas y Maestro Clavé. Los diseños para los enclaves elegidos por el gobierno local se seleccionaron a través de un concurso de ideas. El departamento de Martín Fernández Prado ya trabaja en la redacción de los proyectos técnicos, y la semana pasada se iniciaron los estudios geotécnicos en los lugares afectados para poder cerrar las características del diseño y el plan de obra.
El objetivo es que estos sistemas de mejora de la movilidad entren en funcionamiento antes de marzo de 2015. Según explicó el alcalde, al mismo tiempo que se redacta el plan de accesibilidad y se llevan a cabo estas cuatro actuaciones, el gobierno local estudia ya soluciones para las calles de la Merced y la avenida de General Sanjurjo, muy reclamadas por los vecinos.

proyecto piloto
La instalación de la primera escalera mecánica en un espacio abierto de la ciudad supuso una inversión por parte del Ayuntamiento de 133.846 euros. Las escaleras tienen capacidad para transportar 6.000 personas por hora. Funcionará de ocho de la mañana a doce de la noche, y en principio es solo de subida, aunque existe la posibilidad de ponerla también de bajada.
El alcalde probó ayer el dispositivo a primera hora de la mañana e intercambió opiniones sobre el mismo con los primeros usuarios. Algunos por curiosidad otros por necesidad, el mecanismo no pasó desapercibido entre los clientes y los vecinos de la plaza de abastos de San Agustín.
El Ayuntamiento aseguró en más de una ocasión que el dispositivo está preparado para aguantar las inclemencias del tiempo, por lo que no deberían existir problema para su mantenimiento. Aunque para esta obra solo fueron necesarios 133.000 euros, algunas de las cuatro actuaciones previstas por la administración municipal tienen un coste mayor. Es el caso de las escaleras de Maestro Clavé: el gobierno local calcula que su instalación costará un millón de euros.

El Ayuntamiento redactará un plan para hacer accesibles todas las calles