El PP ganaría las elecciones y Podemos y sus confluencias rebasarían al PSOE

28 septiembre 2015 página 17 BARCELONA, 27/09/2015.- Votaciones en un colegio electoral de Barcelona para las elecciones al Parlamento catalán del 27S. Más de 5,5 millones de ciudadanos están llamados a votar en las catalanas d
|

El PP ganaría las elecciones con un respaldo del 28,8% de los votos, un resultado casi idéntico al de las generales de diciembre, mientras que el PSOE caería 1,5 puntos y se quedaría con un apoyo del 20,5%, por debajo del que sumarían Podemos y sus confluencias que ganarían votos y reunirían el 21,9% (frente al 20,4% que sumaron el 20D), según se desprende de barómetro de enero publicado ayer por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).
De su lado, Ciudadanos cosecharía un 13,3% de los sufragios perdiendo apoyo respecto a las generales en las que se hizo con un 13,9% de los votos emitidos e Izquierda Unida se anotaría un resultado muy parecido al que logró en las urnas.
El estudio se basa en un total de 2.496 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 256 municipios de 50 provincias y tiene un margen de error de más/menos 2%. Las preguntas se hicieron entre el 2 y el 11 de enero, es decir, el trabajo de campo arrancó 13 días después de las elecciones de diciembre, antes de la constitución de las Cortes, de que el rey iniciara su primera ronda de audiencias para buscar un candidato a la investidura y de que Podemos lanzara su oferta de gobierno de coalición al PSOE.
En concreto, el CIS otorga al PP una estimación de voto del 28,8%, apenas una décima más de su resultado electoral (28,7%). Por contra, el PSOE empeora en la encuesta su marca de las generales, ya que cae 1,5 puntos, del 22% que logró en las urnas a un 20,5%, su peor marca en los sondeos del CIS. La diferencia entre el PP y el PSOE se sitúa en 8,3 puntos, la más amplia desde el estudio de julio de 2014.
A diferencia de lo que ocurría en sondeos anteriores, PP también se sitúa en cabeza en intención directa de voto (18,2%), mientras que solo el 14,5% de los entrevistados asegura que votaría al partido de Pedro Sánchez.
La encuesta pone de manifiesto que, gracias a la caída del PSOE y a su propia subida en porcentaje de voto, Podemos y sus socios autonómicos lograrían el ansiado “sorpasso”, es decir, quedarían 1,4 puntos por delante de los socialistas. Del PP les separarían 6,9 puntos y sacarían 8,6 puntos a Ciudadanos. El barómetro del CIS de enero de 2015 también situó a Podemos (en ese caso en solitario) por encima del PSOE.
En concreto, si las elecciones fueran hoy, el partido de Pablo Iglesias alcanzaría el 13,2% de los votos, (frente al 12,6% que se anotó el 20D), con un dato de voto directo del 10,2%, mientras que su marca catalana, En Comú, mejoraría aún más sus resultados respecto, ya que subiría casi un punto en intención de voto al pasar del 3,6% que logró en las urnas a un 4,5%.
En Comú –integrada por el partido morado, el de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; ICV y la federación catalana de IU– se afianzaría así como la primera fuerza en su comunidad y logra que su portavoz parlamentario, Xavier Domenech, irrumpa como segundo líder más valorado en el ranking del Centro de Investigaciones Sociológicas.
Por contra, Compromís es la única alianza autonómica de Podemos a la que el CIS otorga una estimación menor a la que sumó el 20D. La coalición valenciana perdería una décima y se quedaría con un apoyo del 2,5%.

El PP ganaría las elecciones y Podemos y sus confluencias rebasarían al PSOE