Los indignados del Obelisco levantarán el campamento debido a que es “insostenible”

|

El Ideal Gallego-2011-07-03-007-ec67b053

r.l. > a Coruña
  Los indignados del Obelisco decidieron ayer en asamblea levantar el campamento tras mes y medio de reivindicaciones al considerar que era “insostenible”. Sin embargo, según apuntaron en el cónclave, al que asistieron más de un centenar de personas, no será el final del movimiento sino todo lo contrario. Ahora, dicen, es momento de replantearse la protesta para mantener vivo el espíritu del 15-M.
La retirada de las tiendas de campaña tiene como objetivo mejorar la imagen y accesibilidad al espacio, recuperar la credibilidad del movimiento y la implicación ciudadana y recuperar los valores iniciales de la acampada como centro de trabajo y encuentro entre los indignados coruñeses. Para ello establecerán nuevas pautas de control que girarán en torno  de un centro de coordinación más reducido desde el que pretenden dar un empujón al ideal que sembró el colectivo antes de las elecciones municipales.
En estos momentos existe un grupo de trabajo que se ocupa de la reestructuración física de la acampada. La propuesta que barajan los indignados y que fue apoyada en la asamblea popular aboga por reducir significativamente el tamaño, dándole un formato semicircular que conectaría con en el espacio en el que se celebran las reuniones.
Habrá un punto de información, dotado de un espacio par los debates, que sirva para recopilar y archivar todo el flujo informativo y en el que probablemente se integrará la biblioteca. Por otro lado, se dejaría una mesa de reunión para los grupos de trabajo y las comisiones.

El Ideal Gallego-2011-07-03-007-ec670ed2Reestructuración> La idea es reducir al máximo el espacio que ocupaban las tiendas con una estructura circular, que estaría conectada con dos espacios anexos que podrían situarse en los laterales del semicírculo y que posiblemente albergarán el taller y un lugar de descanso para las personas que hagan las guardias, en principio hablan de dos o tres personas para salvaguardar la nueva estructura. Incluso, propusieron dejar un tercer espacio anexo par albergar una pequeña cocina. Se trata en definitiva de colocar un centro de control que sea vigilado las 24 horas del día por un pequeño grupo de personas, que se irán relevando cada ciertas horas.

Intención> “Nuestra intención no es dejar el movimiento sino reestructurar físicamente el campamento para darle un impulso necesario. La situación actual de la acampada nos obliga a ello. Tenemos un grupo de trabajo que es el que se ocupará de esta reestructuración pero antes hay que aprobarla en la asamblea, creo que todos pensamos igual”, apuntaba antes del cónclave del Obelisco, Raúl, uno de los indignados que ha completado ya más de 45 días acampado.
Por otro lado, advierte de que hasta ahora no fue posible llevar a cabo esta reestructuración, como se ha producido en otras capitales de provincia, porque había un coro de voces discordantes que clamaban seguir con la acampada. A partir del lunes el aspecto del Obelisco cambiará radicalmente, según acordó por mayoría la asamblea de los indignados.

Los indignados del Obelisco levantarán el campamento debido a que es “insostenible”