Colisionan once vehículos por el derrame de una barredora municipal

El Ideal Gallego-2017-05-11-005-f3f3c8c2
|

Una máquina barredora de Cespa (empresa concesionaria del servicio municipal de limpieza) derramó una gran cantidad de fluido hidráulico en la avenida de Finisterre en dirección salida. El derrame convirtió la calzada en una trampa en la que cayeron hasta once vehículos en rápida sucesión, aunque desde la Policía Local señalaron que no hubo que lamentar heridos. Sin embargo, las tareas de limpieza obligaron a cortar la avenida de Finisterre durante cerca de tres horas. 
El incidente tuvo lugar pasadas las nueve de la mañana. A esa hora, el vehículo de limpieza circulaba en dirección salida de la ciudad por la avenida de Finisterre cuando se le rompió un latiguillo. Inmediatamente comenzó a perder líquido hidráulico, justo cuando se encontraba a la altura del centro de salud de O Ventorrillo. El derrame, muy abundante, se prolongó a lo largo del carril hasta llegar a la gasolinera, cuando el operario se dio cuenta de lo que ocurría, después de haber recorrido cerca de 200 metros. 
Para entonces, el líquido hidráulico había formado una balsa deslizante en la que comenzaron a patinar los coches. Sin control, los conductores implicados no pudieron evitar una colisión múltiple, de hasta cuatro vehículos. Sin embargo, no fue más que la primera. Desde el 092 señalan que minutos después tuvo lugar otra de cinco vehículos y, algo más tarde, colisionaron en ese mismo tramo una moto y un turismo. Afortunadamente, ninguno de los siniestros se registró como accidente con heridos. 
Desvío de la circulación
Para evitar que se formara un embotellamiento, los agentes del 092 encargados de gestionar el tráfico lo desviaron por la calle de Isaac Peral, en el polígono de A Grela, mientras los bomberos se esforzaban en limpiar el desastre, asistidos por dos vehículos barredores enviados por Cespa. Desde el parque de Bomberos señalaron que se habían empleado 8.000 litros de agua, además de sustancias dispersantes. “Es relativamente bastante. Se trata de un baldeo importante”, confirmó un suboficial. 
Al fin se consiguió despejar los 200 metros de calzada y se reabrió el tráfico. Según la Policía Local, la circulación se restableció a las 12.23 horas. Fue el punto y seguido de una jornada que se caracterizó porque en ella se registraron varios siniestros con heridas leves: como una motorista de 44 años, que se cayó de su vehículo en la avenida de Pedro Barrié de la Maza o la peatona de 33 años arrollada por un furgón sobre un paso de cebra en la avenida de Culleredo.

Colisionan once vehículos por el derrame de una barredora municipal