El Lugo continúa sin levantar cabeza y se aleja un poco más de la zona de privilegio

Los rojiblancos continúan en crisis el progreso de lugo
|

El Hércules superó al Lugo y cerró el año fuera de los puestos de descenso, a solo dos puntos del equipo rojiblanco, que despidió 2013 con solo un punto en las últimas cinco jornadas.
Los alicantinos agravaron el bache de resultados del Lugo, que en su campo no ha podido imponerse en los últimos cuatro encuentros (un empate y tres derrotas) y que despidió 2013 con mal sabor de boca tras un primer tercio de temporada brillante.
El Hércules afrontó la última cita del año con muchas bajas, pero no se resintió.
Pisó el Anxo Carro con la idea de presionar arriba al Lugo para impedir que los de Quique Setién pudieran combinar y, sobre todo, para conseguir robarle el balón en zonas comprometedoras.
Los alicantinos asfixiaron a los rojiblancos y se adelantaron a los quince minutos en un saque de esquina que remató el defensa francés Noé Pamarot.
Las acciones a balón parado no han dejarlo de causarle disgustos y puntos en la recta final del año al Lugo, que fue incapaz de sobreponerse al golpe del Hércules y encajó el segundo a los 25 minutos en una acción muy protestada.
La afición lucense pidió falta en el robo que propició el contragolpe de los alicantinos, que completó Portillo al fondo de la portería de Dani Mallo.
El equipo rojiblanco comenzó mejor la segunda mitad, en la que protagonizó más acercamientos al área del Hércules y en uno de los centros logró forzar un penalti por mano de Peña.
El capitán Manu, quien tuvo que jugar con una máscara protectora tras haberse fracturado los huesos de la nariz ante el Alavés la semana pasada, transformó la pena máxima, su especialidad y el Lugo creyó en sus opciones.
Rozó el gol en un centro de Pablo Álvarez que remató Iago Díaz y despejó Falcón, pero no empató y el Hércules no perdonó. El centrocampista sirvió el balón al área, Dani Mallo lo desvió, Sissoko disparó y el japonés Sugi fue el último en tocar el esférico para cerrar el partido.

El Lugo continúa sin levantar cabeza y se aleja un poco más de la zona de privilegio