El acusado de intentar matar a su novia en Boqueixón “no lo recuerda”

GRA243 A CORUÑA, 10/05/2017.- Juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de A Coruña contra un hombre acusado de intentar acabar con la vida de su pareja, en una vivienda de Boqueixón, primero asfixiándola y después
|

Un hombre acusado de intentar matar a su novia en Boqueixón (A Coruña) en 2015 admitió ayer su culpabilidad, aunque aseguró que no recuerda nada porque sufre un trastorno mental diagnosticado, por lo que toma medicación.
El procesado, para el que la Fiscalía pide quince años de internamiento en un centro psiquiátrico, confesó ante la sección primera de la Audiencia provincial de A Coruña que es culpable, pues a pesar de que no recuerda nada, sabe que él estaba solo en casa con su pareja cuando la encontró con numerosas heridas.
Su defensa solicita que, aunque se declare culpable de homicidio en grado de tentativa, se considere la circunstancia eximente de trastorno mental, igual que la Fiscalía, por lo que espera que lo internen en un centro psiquiátrico donde se evalúe su estado. La acusación particular, en cambio, pide que pase veinte años en prisión por un intento de homicidio con agravante de parentesco.
La Fiscalía reconoce que el acusado, de 27 años, padece un trastorno esquizofreniforme que hizo que sus facultades intelectivas y volitivas estuviesen anuladas la noche de la tentativa de homicidio, el 20 de junio de 2015.
En aquel momento, cuando llevaba más de dos años de relación con su pareja, supuestamente le clavó unas tijeras en la cabeza, la nuca, la garganta y el pecho. El acusado admitió que “tenía paranoias” y pensaba que todo el mundo estaba en su contra: “Aquella noche cenamos, estuvimos hablando, luego fui a tomar la medicación y fue cuando pasó. Me encontraba mal por la angustia de todos los días, pero no discutimos. No recuerdo qué pasó, tengo flashes”, continuó el joven.
Aseguró que se acuerda de haber encontrado a su novia “en el suelo de la cocina, con sangre” y que ella le dijo que “estaba bien” y que dirían que “habían entrado a robar”, por lo que él se lesionó en la pierna izquierda. 

Asfixia y heridas por tijera
La víctima dijo que él nunca le había puesto “la mano encima”. Afirmó que la había querido dejar por celos, aunque ella insistió en continuar la relación. Ante el tribunal declaró que estaba medio dormida cuando su pareja la sorprendió primero intentando asfixiarla y posteriormente con numerosas heridas con unas tijeras, por lo que le pidió que parase al tiempo que le prometía que se casaría con él y que no contaría nada, aunque huyó en cuanto pudo. l

El acusado de intentar matar a su novia en Boqueixón “no lo recuerda”