Javier Losada apuesta por eliminar los puntos negros del tráfico como el del cruce de A Rocha

El Ideal Gallego-2019-09-10-015-169bdde3
|

El delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, recordó ayer el “compromiso” del Ejecutivo de Pedro Sánchez con la seguridad vial en la provincia coruñesa y el área metropolitana de la ciudad, donde apuestan por eliminar puntos negros de tráfico como el de la intersección de A Rocha, en el municipio de Cambre.

Losada visitó junto al alcalde cambrés, Óscar García Patiño, las obras en esta localidad, donde el Ministerio de Fomento ha iniciado la construcción de una gran glorieta para regular la circulación, retirando los semáforos.

“Se trata de uno de los cruces de la carretera nacional 550 más complejos y llevaba sin solución al menos diez años”, dijo el delegado del Gobierno, que destacó los más de 800.000 euros de inversión en este proyecto. 

Esfuerzo 
Óscar García Patiño consideró “un día moi especial” el de ayer y agradeció a Losada y al personal de la Demarcación de Carreteras su presencia en A Rocha. “Javier Losada fixo un esforzo desde o primeiro día desde que tomou posesión para levar adiante este proxecto, unha necesidade para Cambre e os seus veciños, para mellorar a seguridade nun cruce con moito perigo. Ningún goberno o fixo antes e, por iso, grazas”, alegó Patiño

El regidor local solicitó también al delegado del Gobierno su compromiso para construir aceras desde Altamira hasta el polígono de Alvedro, donde se ubica el “outlet”, a lo que Losada respondió que estudiaría la propuesta.

El delegado detalló que Fomento trabaja en actuaciones como las pasarelas de Perillo y el nuevo enlace de Solymar (Oleiros), actuaciones en la N-VI y la intersección de Guísamo (Bergondo), la glorieta de Queirís (Coirós) y la mejora del firme en la AC-12, iniciativas en las que el Gobierno estatal invierte cerca de 20 millones de euros. “Todo ello es fiel reflejo del compromiso del Gobierno de España con esta área metropolitana”, concluyó.

Javier Losada apuesta por eliminar los puntos negros del tráfico como el del cruce de A Rocha