Rupérez califica de "resultado monstruoso" el fallo sobre la doctrina Parot

El diplomático y exministro Javier Rupérez durante su asistencia a los actos de celebración del Cincuentenario de la revista "Cuadernos para el Diálogo" que, se desarrollarán en Salamanca durante toda la semana, incluyen
|

El diplomático y exministro Javier Rupérez, que estuvo 31 días secuestrado por ETA, ha calificado hoy de "resultado monstruoso" la anulación de la "Doctrina Parot" decidida por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Esta situación "nos tiene que hacer reflexionar profundamente sobre el sistema", ha opinado en Rupérez en declaraciones a Efe, a la vez que ha basado justificado el calificativo de "monstruoso" en que "la noción elemental de la Justicia choca con la aplicación de la ley" y se ha mostrado identificado con quienes dicen que se trata de un resultado "aberrante".

Independientemente de los matices de la resolución, esta decisión deja "en el desamparo más total a las víctimas desde el punto de vista físico y psicológico" y no hay mas remedio que aceptarlo por que está aceptada la jurisdicción del Tribunal de Estrasburgo.

No obstante, ha considerado que esta circunstancia exige una "reflexión nacional", teniendo en cuenta los principios de redención, aunque no se pueden "seguir premiando" las actividades terroristas y de otro tipo de criminalidad.

Si la sentencia no ha entrado en los demás casos que tienen que ver con la Doctrina Parot, existe un margen de "reflexión y posiblemente de actuación, aunque es de temer" que aquellos que se puedan sentir beneficiados acudan también a Estrasburgo, ha manifestado Rupérez en declaraciones telefónicas desde Salamanca, donde se encuentra para participar en unas jornadas sobre "Cuadernos para el Diálogo".

Tras lamentar la resolución de Estrasburgo, el diplomático de España se ha referido a la conciencia, en general, que no comprende situaciones injustas.

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos anuló hoy la "doctrina Parot", al hacer pública la sentencia favorable a la presa etarra Inés del Río Prada, de quien exige su puesta en libertad.

Rupérez califica de "resultado monstruoso" el fallo sobre la doctrina Parot