Cebrián no dará el paso

ESPAÑA GAL ROSALÍA MERA_248_15532792
|

No habrá tiempo para que se cumpla lo que apuntaba Juan Carlos Rodríguez Cebrián en estas páginas, que un candidato pueda tener toda la información para dar un paso como el de presentar un proyecto. En la mañana de ayer este diario pudo hablar con el empresario coruñés. “Si yo me presentara no lo haría sin ver las cuentas del Deportivo. Es lo que digo, pero no me presentaré”, indicó. “La auditoría aún se está cerrando”, recuerda, es “imposible” ir a unas elecciones sin aprobar las cuentas.
Rodríguez Cebrián tiene su ‘cupo’ de deportivismo familiar bien cubierto. Ha ayudado en no pocas veces al RC Deportivo y lo seguirá haciendo “donde pueda”. No en cualquiera de las tres candidaturas. Con la de Paco Zas (la única que se ha presentado hasta la fecha) y Rodríguez Conchado ni tan si quiera se ha contemplado, y con Lendoiro, del que es amigo personal, no ha estado en una directiva en los últimos 25 años y no “voy a hacerlo ahora”.

aclamación popular
Pero hay una realidad, la aclamación popular. Una vez que se conoció que existía la posibilidad de que se presentase una candidatura de esta envergadura el deportivismo reaccionó de manera positiva ante una cuarta opción.
En la primera conversación que manteníamos con Rodríguez Cebrián se rememoraban tiempos en que el fútbol mantenía otros parámetros. Entonces decía “y mi junta directiva, no cobraría”. Tiene sus propias ideas en cuanto a la gestión empresarial, es hombre de fútbol, de deporte, del Liceo... y parece que A Coruña lleva años esperando que dé un paso adelante aunque, a veces, casi se le obligue. Se sabe, y no precisamente porque él lo diga, que personas muy representativas de la vida coruñesa y gallega le han apuntado como relevo natural de Lendoiro. Ni se cumplirían los parámetros para concurrir a unas elecciones ni presentaría por algunos motivos más que, evidentemente, son particulares.
Cuestionado por una cuarta candidatura en ciernes, ya es demasiado cuestionar. Cebrián ayudará en lo que pueda, como siempre ha hecho cuando se le ha requerido, pero lo de ser presidente es mucho requerir, sobre todo porque los plazos marcan un proceso electoral tan especial como extraño. Si este empresario ha tenido éxito, será por algo, y no se le contempla adquiriendo empresas con deudas millonarias, en concurso... Si se le ha pasado por la cabeza con el Deportivo es, precisamente, por deportivismo, pero no va a dar el paso aunque, a buen seguro, le seguirán insistiendo.
Tener una alternativa como la de este empresario siempre da tranquilidad a socios y accionistas pero, por el momento, Zas, Lendoiro y Conchado pugnarán por la presidencia.

movimiento
Lo cierto es que en los últimos días hay ‘movimiento’ en las altas esferas. Han sonado ya nombres de empresarios, el último el de Constantino Fernández, de la empresa Altia. La realidad electoral es que Zas está haciendo su campaña entre los accionistas, Lendoiro prepara la suya con una puesta en escena que va a tocar la fibra sensible (el Depor siempre ha tenido pocas pero notables campañas de publicidad) y Rodríguez Conchado se presenta la semana que viene.
Sin calificar las acciones de cada candidato de ‘estrategia’ porque en algunas ocasiones la improvisación es la que hace actuar en determinados momentos, parece que, una vez que Zas dio el paso, los otros dos candidatos, o se aguardan mutuamente, o aguardan algo. Las llamadas a los accionistas están siendo constantes desde todas partes, como no puede ser de otra forma, ya que el voto se gana ‘por teléfono’. El mes de octubre camina, como los últimos, a golpe de ‘día a día’. Como el tópico de ‘domingo a domingo’.

Cebrián no dará el paso