Los expertos proponen elevar el precio de las entradas para la Torre

El monumento es uno de los principales reclamos de la ciudad | quintana
|

La Torre de Hércules es uno de los principales atractivos turísticos de A Coruña –en 2016 tuvo alrededor de 130.000 visitantes– pero eso no quiere decir que este monumento Patrimonio de la Humanidad de la Unesco no sea susceptible de mejoras y de que a su alrededor se cree un proyecto museístico más ambicioso del que existe en la actualidad. El Consorcio de Turismo podría estar estudiando subir el precio de las entradas al faro romano, así como afrontar una renovación de los elementos de divulgación histórica para mejorar la oferta.
Al igual que, según los expertos, habría que potenciar el Castillo de San Antón o renovar los contenidos de algunas salas expositivas municipales para fijar visitantes, la Torre también está en el punto de mira de la Marea. El Plan Estratégico de Turismo (PET) contempla una serie de actuaciones sobre este monumento, que se le trasladaron al Consorcio para su aplicación con una prioridad media pero ya en 2018, entre las que estaría realizar un estudio del público, para aclarar más cuál es el “cliente potencial” y poder programar la oferta en función de esas características. Al hilo de esa consideración del turista como consumidor, los expertos sostienen que es necesario revisar las tarifas.
Según el texto, entienden que hay que “elevar la cuota de la entrada general”, al tiempo que se aplican descuentos que ahora no existen pero que sí funcionan en otras dotaciones del Ayuntamiento tales como el carné joven, las ofertas para desempleados y jubilados o las tarifas especiales para familias numerosas (que sí se anuncian en la página web de turismo). Igualmente, proponen la creación de un carné amigo que permita entrar en múltiples ocasiones “y la posibilidad de llevar uno o dos acompañantes con el objetivo de fidelizar al cliente”. Actualmente el precio de la entrada normal es de tres euros pero los redactores del PET lo consideran una cantidad insuficiente.

Proyecto de embajadores
De la misma forma, y tras tener acceso a unas ideas planteadas por los propios trabajadores, el equipo prioriza estas premisas y opina que hay que cambiar la gestión del acceso. De hecho, este mismo año ya se probó un formato por citas. Tanto la plantilla como los especialistas consideran que para afrontar estos cambios es preciso renovar los recursos divulgativos y didácticos que puedan sumarse a la oferta existente “limitada a las unidades didácticas”. A mayores se propone crear un proyecto de embajadores que promocionen el faro en otros museos, centros cívicos y educativos y una revisión del aspecto museográfico, que quizá en estos momentos se queda corto.
Los trabajadores plantean cuestiones como la redacción de un manual del empleado y una ampliación de su formación, pero en paralelo creen que sería positivo para atraer visitantes planificar una programación de talleres y eventos varios.

Los expertos proponen elevar el precio de las entradas para la Torre