El transporte en la ciudad cerró 2020 con una caída histórica, a pesar de los records de enero y febrero

La línea 11 del bus urbano, a su paso por la plaza de Pontevedra | Quintana
|

Antes de que el virus trastocara por completo nuestro día a día, el transporte en la ciudad contaba con previsiones muy optimistas, que se vieron truncadas en el mes de marzo por el Covid-19, que hizo que se cerrara el año con caídas históricas.

Es el caso del aeropuerto de Alvedro, que inició el 2020 superando las cifras de viajeros del 2019, con miras a expandir sus destinos a otros países de Europa. No obstante, en el global del pasado año se acabó registrando una caída del 67,7%. En total fueron 436.775 las personas que pudieron ser usuarios de alguna de las frecuencias instaladas en el aeródromo herculino, frente a las 1.352.584 que lo hicieron a lo largo del 2019.

Y es que el coronavirus no solo ha frenado las previsiones expansivas de Alvedro, sino que ha provocado que el número de destinos se haya reducido, perdiendo conexiones, e incluso aerolíneas, que han suspendido temporalmente actividad.

La tendencia al alza de principio de año la refrendan los datos. El aeródromo cerró el mes de enero de 2020 con 104.792 viajeros (un 15% más que el mismo mes de 2019), mientras que en febrero registraba con 104.964 (un 15,4% más que un año antes).

Datos del bus

En el caso del transporte urbano coruñés, la caída ha sido drástica, pero no al mismo nivel que el aeroportuario. Según los datos facilitados por la Compañía de Tranvías, los buses urbanos perdieron un 40,8% de pasajeros.

Fueron, en total, 13.623.457 los viajeros que hicieron uso de este servicio durante todo el año 2020. A lo largo de todo el 2019 eran 23.003.516 los pasajeros del bus urbano.

La propia compañía destaca que casi un tercio del total de viajeros del pasado 2020 se registraron antes de la pandemia. En concreto, entre el 1 de enero y el 8 de marzo se realizaron 4.404.135 viajes en los autobuses rojos.

Para poner en dato el valor, y confirmar esa tendencia al alza que se preveía, en el mismo periodo de 2019 los viajeros fueron 4.184.596.

La crisis ha afectado a este transporte, pero el global del servicio solo se vio afectado durante el confinamiento. Durante el confinamiento más estricto y el comienzo de la desescalada (entre el inicio del estado de alarma y el 11 de mayo), la Compañía de Tranvías solo ofrecía el 57% de sus frecuencias, pero el número de usuarios representaba solo el 11,1% de lo habitual. Durante la primera etapa de la “nueva normalidad”, en el mes de junio, Tranvías disponía el 100% de sus servicios, pero los pasajeros seguían siendo el 46,6% de lo habitual.

Líneas

Dentro del uso que ha tenido este año el transporte urbano coruñés, la línea 14 ha sido la más frecuentada, con más de 1,6 millones de viajeros, a pesar de caer un 38% respecto a 2019.

La mayor caída de uso la vivieron las líneas 24 y UDC (un 47% menos que en 2019), pese a sobrepasar ligeramente el millón de viajeros. Las líneas menos utilizadas, con la excepción del Búho, fueron la 23 y 23A con menos de 200.000 pasajeros.

El transporte en la ciudad cerró 2020 con una caída histórica, a pesar de los records de enero y febrero