Un incendio en un garaje intoxica a un vecino y calcina dos vehículos

El Ideal Gallego-2016-01-07-005-17faca5a
|

La mañana del Día de Reyes fue más agitada de lo que esperaban para los residentes del bloque de viviendas situado en el número 32 de la calle de Emilio González López, en el centro del barrio de Los Rosales. Mientras muchos de ellos estaban desenvolviendo los regalos, o disfrutando de ellos, un fuego se declaró en el segundo nivel de su garaje comunal. Las llamas generaron una gran humareda que intoxicó a uno de los residentes y obligó a los que se encontraban fuera, en la calle, a permanecer allí mientras tenían lugar las labores de extinción, que se prolongaron casi tres horas. Cuando acabaron, descubrieron que el foco del incendio habían sido dos coches que resultaron calcinados.
Según un vecino, la voz de alarma procedió de un peatón que paseaba con su perro y que al pasar por delante del inmueble, descubrió el humo saliendo de la ventilación, e inmediatamente alertó a los servicios de emergencia. Los bomberos acudieron con dos dotaciones, un vehículo de altura y un camión cisterna, e inmediatamente penetraron en el garaje, que estaba lleno de una densa nube de humo.

por el ascensor
Mientras tanto, efectivos de la Policía Local y Nacional hacían acto de presencia y precintaban el acceso al garaje y una ambulancia del 061 auxiliaba a uno de los vecinos, un hombre de avanzada edad, que presentaba síntomas de intoxicación después de inhalar el humo que se había filtrado por toda la comunidad a través del hueco del ascensor. 
En el garaje, el fuego había devorado por completo dos vehículos y amenazaba con hacer lo mismo con un tercero, pero la rápida actuación de los bomberos, que emplearon cuatro toneladas de agua para extinguir las llamas, evitaron que ocurriera, aunque el fuego llegó a afectar su carrocería de forma evidente, sobre todo en su parte trasera. 
Una vez finalizadas las labores de extinción, los bomberos instalaron potentes extractores para dispersar el humo que se había acumulado en el interior del garaje, de cuatro plantas. La Policía obligó a los vecinos a permanecer en el exterior hasta que estuvieron seguros de que no había peligro. Sin embargo, el fuego había dañado también el techo del garaje, produciendo desprendimiento de materiales, así que las autoridades prohibieron que nadie accediera a la segunda planta, donde tuvo lugar el fuego, hasta el día de hoy, aunque sanearon parte de la techumbre.

Un incendio en un garaje intoxica a un vecino y calcina dos vehículos