El Gobierno aprueba la ley de infancia y apela al consenso para mejorarla

14 abril 2014 página 22 / 22 diciembre 2015 página 35 / 06 febrero 2016 página 25 / 02 diciembre 2016 página 40 MADRID, 11/01/2014.- Fotografía facilitada por la Policía Nacional que ha detenido a un hombre por ac
|

El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, asumió el compromiso de intentar lograr un “amplio consenso” en el Parlamento para mejorar y aprobar la ley de infancia frente a la violencia, y pidió perdón a las víctimas para las que llega tarde.

“Las ideologías no pueden separarnos en una normativa” que proteja los derechos de los niños y jóvenes frente a la violencia, ha dicho Iglesias, quien aseguró que se va a “esforzar mucho para que así sea”.

El ministro explicó que el Gobierno no quería retrasar más la tramitación de la ley, que fue estudiada por varios gobiernos, y confía en que “el trámite de enmiendas puede contribuir a mejorarla”, incluyendo de los grupos parlamentarios algunas aportaciones para completarla.

Destacó la importancia de su enfoque integral porque protegerá a los niños en todos los ámbitos y su prioridad es la prevención y “establecer barreras de protección para los niños”.

Se establece el deber de cualquier persona que advierta una situación de desprotección, riesgo o violencia sobre un menor a comunicarlo ante la autoridad competente, aun cuando no sea constitutiva de delito; un deber más exigente para los colectivos profesionales que tengan un contacto habitual con los niños.

“Se trata de implicar a toda la sociedad y acabar con la impunidad” para que no se encare la violencia contra los niños “como un problema privado, sino social”.

Denunciar al cónyuge

Iglesias, en este sentido, recordó que obliga a denunciar al cónyuge y a los familiares cercanos de la persona que haya cometido un hecho delictivo cuando se trate de un delito grave contra un menor, y a los jueces de instrucción a recurrir a la prueba preconstituida (la que no tiene que reproducirse durante el enjuiciamiento) cuando la víctima tenga menos de 14 años.

“Muchas víctimas tiene miedo a denunciar cuando tienen que declarar muchas veces, para eso se va a trabajar para que los menores de 14 no lo tengan que hacer reiteradamente y revivir el horror que han podido sufrir”.

Además, será obligatoria la privación de la patria potestad a los penados por homicidio o por asesinato en dos situaciones: cuando el autor y la víctima tuvieran en común un hijo y cuando la víctima fuera su hijo. “Un asesino machista jamás puede ser un buen padre ni tendrá la patria potestad”.

 

Ámbito escolar

En el ámbito escolar, habrá un coordinador de bienestar y protección en los centros, encargado de vigilar los protocolos de actuación frente a indicios de acoso escolar, ciberacoso, acoso sexual, violencia de género y cualquier otra forma de violencia en los colegios y en los centros de ocio.

La ley perseguirá nuevos delitos cometidos a través de internet, incorporando la incitación al suicidio, a cometer infracciones sexuales o la promoción de trastornos alimenticios. Así, la difusión de contenidos destinados a promover al suicidio será castigada con la pena de prisión de uno a cuatro años. 

El Gobierno aprueba la ley de infancia y apela al consenso para mejorarla