Turquía compartió con otros países la grabación del asesinato de Khashoggi

La sombra de un hombre ante a la entrada del consulado saudí en Estambul | aec
|

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, aseguró ayer que su país ha compartido los “registros” de las grabaciones relacionadas con el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul con Estados Unidos, Francia y el Reino Unido, entre otros países, que “escucharon las conversaciones” que contienen los audios.
“Hemos dado los registros a Arabia Saudí, a Estados Unidos, a Alemania, a Francia, al Reino Unido, se los dimos a todos. Ellos han escuchado las conversaciones, ellos saben. No hay que darle tantas vueltas”, afirmó el líder turco ayer.
El presidente de Turquía recordó también que las investigaciones turcas demuestran la llegada de un equipo de quince agentes saudíes a Estambul, el mismo día que fue asesinado Khashoggi en el consulado de su país, el 2 de octubre pasado.
“No tenemos documentos, no hay hallazgos. Pero hay información. Estas quince personas, con toda certeza, saben tanto quién es el asesino, como dónde se llevó el cuerpo de Khashoggi”, aseguró Erdogan durante una rueda de prensa ofrecida en Ankara, antes de partir hacia París para asistir a los actos de conmemoración del armisticio de la Primera Guerra Mundial.
El presidente turco recordó además que, según Riad, el cadáver de Khashoggi se había entregado a un “colaborador local” e insistió en que se aclarara quién es, si realmente existe.

Fiscalía
Erdogan dijo que Turquía había conseguido que Riad enviara a su fiscal jefe a Estambul para reunirse con su colega turco, pero se quejó que el único resultado fuese que invitara al fiscal turco a Arabia Saudí. “¿Qué tendría que hacer nuestro fiscal allí? El lugar del crimen está aquí. Hay que hablar aquí. Hasta el cónsul se ha ido. No tiene sentido ir alargando las cosas de esta manera”, insistió el mandatario turco. “El asesino está entre esos quince. No hay que buscar en otro sitio”, zanjó.
Khashoggi, colaborador del “Washington Post”, fue asesinado el 2 de octubre en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, al que fue para realizar unos trámites necesarios para casarse.
Después de negar los hechos y sostener que el periodista salió del consulado, las autoridades saudíes finalmente afirmaron que el periodista fue asesinado durante una operación “no autorizada” por Riad.
En una columna publicada el 2 de noviembre por el “Washington Post”, el presidente Erdogan acusó a “los más altos niveles” del Gobierno de Riad de ordenar la ejecución, aunque excluyó al rey Salman. l

Turquía compartió con otros países la grabación del asesinato de Khashoggi