La Xunta reclama a Fomento que autorice conectar la Vía Ártabra con la AP-9 para evitar pérdidas millonarias

el ideal gallego-2018-10-02-013-3066aef5
|

La Xunta, a través de la Delegación territorial de A Coruña, reclama al Ministerio de Fomento que autorice la conexión de la Vía Ártabra con la autopista AP-9 para evitar la pérdida de 35 millones de euros.
Ovidio Rodeiro aplaudió ayer, en una visita que realizó a la sede de la Fundación Meniños, la decisión de la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, de licitar la obra pendiente a pesar de la postura del Gobierno de realizar un nuevo informe que, para el representante autonómico, sirve para anteponer los intereses de la concesionaria de la autopista, Audasa, a los de los usuarios.
En este sentido, insistió en que la decisión de la Xunta de licitar los trabajos es la mejor “a la espera de que se busque una solución porque los coruñeses no se merecen perder una inversión de 35 millones por los intereses de una empresa privada”.
Rodeiro considera que la decisión de Fomento de condicionar la autorización del proyecto de la Xunta a la realización de su propio estudio supone bloquear la licitación y retrasar una de las obras fundamentales para la competitividad, la movilidad y la seguridad viaria en la comarca.
Elaboración del proyecto 
El delegado territorial apuntó que durante la elaboración del proyecto constructivo la Xunta aportó un estudio completo de movilidad en el área coruñesa y que, ahora, pone en cuestión el Ministerio de Fomento.
“El trabajo que quieren hacer ya está hecho por los técnicos de la Axencia Galega de Infraestruturas. El único motivo real que hay detrás de esta maniobra dilatoria es anteponer los intereses económicos de Audasa por encima de los intereses de todos los coruñeses”, puntualizó.
Por todo ello, Rodeiro exigió al Ministerio de Fomento que ofrezca una respuesta cuanto antes a la solicitud presentada, la semana pasada por la Consellería de Infraestruturas, para autorizar la conexión con la N-VI para seguir avanzando con la licitación de la obra a la espera de que se encuentre una decisión definitiva para la conexión de la AP-9.
“Lo que tenemos claro en la Xunta es que vamos a luchar hasta el final para que la prolongación de la Vía Ártabra siga avanzando para no perder las inversiones comprometidas. Resulta sorprendente todas las trabas que nos están poniendo desde el Estado”, apunta el delegado, al tiempo que asegura que lo que se pretende es solucionar un problema como es el colapso de la N-VI.
Indica que esta última vía es de titularidad de Fomento y “vamos a solucionar un problema de ellos y todavía así prefieren anteponer los intereses de Audasa a los intereses de los vecinos”.
Por otra parte, la postura de la Xunta recibió nuevamente, ayer, el apoyo del alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane.
El regidor pidió al Gobierno autonómico que de luz verde al proyecto y que no tenga en cuenta la oposición del alcalde de Cambre, Óscar García Patiño. l

La Xunta reclama a Fomento que autorice conectar la Vía Ártabra con la AP-9 para evitar pérdidas millonarias