El AVE triunfa entre los pasajeros en el estreno del servicio A Coruña-Vigo

El Ideal Gallego-2015-04-19-005-cd31df26
|

El AVE, o su versión gallega traducida como Eje Atlántico por vía de altas prestaciones, entre A Coruña y Vigo conquistó a cientos de gallegos en su estreno popular. Los viajeros del trayecto inaugural se mostraron satisfechos con la rapidez con la que habían llegado a la ciudad, a la que una gran parte se desplazó para hacer turismo aprovechando el reclamo de los descuentos en los billetes. En general, todos mostraron su satisfacción por poder moverse entre las dos grandes ciudades gallegas sin tener que utilizar el vehículo privado.
Los trenes de velocidad alta S-121 que ayer empezaron a cubrir los trayectos entre Vigo y A Coruña y viceversa por el nuevo trazado de vías de altas prestaciones cubrieron las expectativas del público con creces. Aunque estos no se desplazarán por el Eje Atlántico tan rápido como lo hace el AVE en otras comunidades, los cientos de personas que decidieron visitar alguna de las dos ciudades salieron muy contentos.
El ferrocarril que se encargó de la primera ruta –la presentación oficial fue hace unas semanas con numerosas autoridades políticas a bordo– partió puntual a las 08.50 horas de la estación de Vigo para plantarse a las 10.15 horas en San Cristóbal, con tan solo cinco minutos de retraso respecto a los 80 minutos prefijados por Renfe.
Una pasajera aludía al bajar a que ese pequeño lapso de tiempo pudo deberse a que “la velocidad máxima que se alcanzó fue de 195 kilómetros hora y no de 200 como se esperaba”. Pese a ese pequeño contratiempo, tanto los coruñeses que aguardaban en la nave de la estación como las personas que llegaban de Vigo por centenares en los Media Distancia manifestaron con efusividad su apoyo al empujón que se le ha dado a la movilidad y las comunicaciones entre las dos principales ciudades de Galicia.
“Se nota mucho la diferencia, si se compara con el tiempo de antes y se mantienen estos precios el tren compensa más que venir en coche”, aseguró Manoli Bermúdez nada más apearse. De hecho, no hubo mareos ni nada por el estilo porque “no notas nada distinto con la velocidad”.
En esa misma idea coincidió Jesús Veiga, que resumió la experiencia: “Ha estado muy bien y compensa, aunque si suben los precios ya no sabremos si lo hará tanto”. Él, como otros muchos aprovechó los descuentos que ofreció Renfe en los billetes con motivo del estreno para venir a “hacer turismo”.
De hecho en la primera conexión venían, además de numerosos estudiantes, muchas familias y jubilados que tenían previsto pasar una jornada de ocio por la ciudad o acudiendo a centros comerciales como Ikea.
“Es muy cómodo y, aunque no somos habituales en esta ruta, es mejor venir en tren”, afirmó Cándido Fonticoba.

una ventaja a medias
En la estación también había gente esperando a sus allegados que confesó estar contenta con el avance. “Obviamente es una ventaja que venga más rápido porque tanto mi hermana como yo solemos hacer este trayecto”, comentó una joven.
Un grupo de personas que esperaba por una chica consideró que será algo positivo para la ciudad siempre y cuando “funcione como tiene que funcionar”. Eso sí, reclamaron un coste más asequible de los billetes para completar la oferta.

El AVE triunfa entre los pasajeros en el estreno del servicio A Coruña-Vigo