Prado se muestra optimista sobre la decisión de la Xunta para la Fábrica de Armas

|

A horas de que se cumpla el plazo que permitiría a General Dynamics desmantelar la Fábrica de Armas, el concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, quiso mostrar ayer su “optimismo” en este conflicto. El responsable municipal recordó que el gobierno local lleva tiempo “trabajando en este tema con intensidad, y del lado de los trabajadores”, apuntó.
La búsqueda de una solución que permita revitalizar planta de Pedralonga ha sido en los últimos meses motivo de continuos contactos entre el Ayuntamiento, el comité de empresa y la Xunta, que aún tiene que pronunciarse sobre esta cuestión. Si bien, todas las apuestas apuntaban al pasado martes como el día en que se conocería qué proyecto se haría con el control de la factoría, lo cierto es que se llega al día en que comienza el plazo de retrocesión  de los terrenos y nada se sabe del Gobierno autonómico.
“Las cosas se van encaminando. A todos nos gustaría que fueran más rápidas y que se solucionara cuanto antes. Yo soy optimista y confió en que esto se solucione en el tiempo necesario”, recordó el responsable municipal.

fin de plazo
Aunque ninguno de los portavoces políticos implicados en el conflicto ha querido hablar de plazos cerrados para la toma de la decisión, lo cierto es que hoy se cumplen los seis meses fijados por General Dynamics para desvincularse de la factoría coruñesa. A partir de hoy, la multinacional podría comenzar a devolver los terrenos que ocupa la fábrica al Ministerio de Defensa, al igual que podría vender la maquinaria de la planta y todo su contenido.
Por esta razón, todos los agentes implicados confiaban en que la decisión de la Consellería de Industria llegara antes de la fecha. El propio portavoz municipal, Julio Flores, se refería a esta cuestión el miércoles y señalaba que confiaba que la respuesta llegara “aunque fuera en los penaltis”, haciendo alusión a una decisión “in extremis” por parte del Gobierno gallego.
No obstante, desde la Xunta, la postura siempre ha sido la de pedir prudencia y calma, ya que, como argumentaban, la decisión debía ser meditada y el proyecto elegido debía dar continuidad en el tiempo a la producción industrial en la ciudad. La empresa Business Near y el grupo del Instituto de Formación Financiera y Empresarial (IFFE) aún esperan a que la Xunta se pronuncie sobre si será una o la otra la propuesta elegida para revitalizar la factoría coruñesa. Ambos proyectos han prometido reincorporar a la totalidad de la plantilla despedida el pasado mes de junio, cuando General Dynamics cerró la fábrica, y diversificar la producción hacia otros sectores industriales . n

Prado se muestra optimista sobre la decisión de la Xunta para la Fábrica de Armas