Culleredo concluye la primera fase del proyecto de regeneración urbana de Fonteculler

El Ideal Gallego-2018-12-30-019-fae02301
|

El Ayuntamiento de Culleredo concluyó la primera fase del proyecto de regeneración urbana del núcleo de Fonteculler, en la parroquia de Rutis.

La calle de Jorge Guillén ha sido el escenario de unas obras de renovación que son el preludio de una importante actuación que se desarrollará a lo largo de los próximos meses.

Esta primera intervención se llevó a cabo entre la plaza que acoge el centro social y la avenida de Fonteculler. Este tramo eminentemente residencial presentaba un deterioro en las aceras y en los espacios comunes.

El Gobierno local, que preside José Ramón Rioboo, emprendió la renovación confiriéndole una imagen moderna y funcional.

Los trabajos consistieron en la remodelación integral de las aceras. Se instaló una nueva loseta, de color gris, más robusta, duradera y estética, que será la tipología que adopte el Ayuntamiento en sus obras, sustituyendo a las antiguas baldosas.

También se instalaron nuevos bancos de madera y árboles. Tan solo resta rematar el pavimento de la zona peatonal más ancha, en la zona superior.

Visita 
Rioboo realizó ayer una visita a la zona para interesarse por el estado de las obras. Destacó que se ha logrado una imagen nueva “pensada para el día a día de los vecinos”.

El primer edil, que conversó con residentes del lugar, constató su idea prioritaria de regenerar determinadas zonas públicas de todas las parroquias para que tengan las prestaciones que demandan actualmente los vecinos.

El Gobierno local indica que el siguiente paso en Fonteculler será el proyecto de humanización de As Brañas y del tramo restante de la calle de Jorge Guillén.

Los servicios municipales tramitan la contratación de la actuación, que saldrá a licitación en los próximos días y, por tanto, se podrá acometer la obra en los próximos meses.

Modernización global
Los trabajos consistirán en una modernización global del entorno: aceras, firme, mobiliario urbano e iluminación. Se mantendrán las plazas de aparcamiento y se solventará la entrada de agua por escorrentía a los garajes.

A nivel de seguridad vial se elevará algún paso de peatones, que será inteligente, accionando las luces cuando los peatones vayan a cruzar.

“El incremento de la accesibilidad y de la seguridad vial es uno de los pilares de estos planes de regeneración urbana”, aseguró Rioboo.

Esta obra contará con un presupuesto de 442.000 euros, que proceden del superávit municipal. Fue aprobada en pleno con los votos favorables del Partido Socialista y las abstenciones de Marea Veciñal y el concejal de Ciudadanos. Esto unido a los 45.000 euros de la actuación mencionada en la calle de Jorge Guillén suma un total de casi medio millón de euros.

Culleredo concluye la primera fase del proyecto de regeneración urbana de Fonteculler