Sada - El Ayuntamiento solicita fraccionar el pago de la obra de reconstrucción de Sadadarriba

|

El Ideal Gallego-2011-06-01-023-46db87ca

daniel romero > sada
 El Ayuntamiento ha solicitado al juzgado de lo Contencioso número 1 de A Coruña el fraccionamiento del pago que debe realizar a la empresa constructora López Cao por las obras de reconstrucción de la iglesia de Sadadarriba ejecutadas a finales de los años 90 “e da que no consta documentación nos servizos económicos municipais”, como indicó el actual gobierno local.
La cantidad que la justicia obligó a abonar al consistorio es de 394.453 euros que, sumada a los intereses generados desde entonces, hace un total de 581.868 euros, una cifra a la que la administración local no puede llegar actualmente.
Y no puede llegar, como explicó el alcalde en funciones, Abel López Soto, porque, aunque el remanente de tesorería asciende a 623.000 euros, el interventor ha constatado en su informe que este año hay que dar cobertura presupuestaria a determinados compromisos de gasto ya adquiridos por valor de 335.569 euros, por lo que se solicita el fraccionamiento del pago para poder hacerle frente en la siguiente anualidad.

Los intereses, en 2012 > Esta petición se realizó el pasado viernes y ésta pasa por pagar “de maneira inmediata” los 394.453 euros de la condena y dejar para inicios de 2012 el abono de los 187.415 euros de los intereses.
Desde el consistorio señalaron que, una vez que el citado juzgado tome una decisión al respecto de su solicitud, se procederá al pago previa fiscalización del mismo por los servicios de Intervención, que además deberán informar en ese momento sobre “a responsabilidade na que incurriu o alcalde do Partido Popular, Ramón Rodríguez Ares, responsabilidade patrimonial ou mesmo responsabilidade penal”.
Cabe recordar que las obras por las que ahora hay que indemnizar a la empresa López Cao pertenecen a la reconstrucción de la citada iglesia, unos trabajos que se emprendieron como consecuencia del derribo de parte de su estructura tras un corrimiento de tierras en 1996 provocado por el vaciado de un solar –detrás del Hotel Sada Marina– que tenía como objetivo la construcción de un edificio de viviendas.
La adjudicación de esos trabajos de reconstrucción se produjo, como indicaba la propia sentencia, de forma “irregular, dicho en términos estrictamente jurídicos” ya que, como añade, el hecho de haberlo pactado “de forma verbal” es algo “impropio en la actuación administrativa ordinaria” y se hizo, además, con el “visto bueno” de quien entonces ocupaba la alcaldía, Ramón Rodríguez Ares.
Cuando se derrumbó la iglesia de Sadadarriba, recuerda el actual gobierno local –aún presidido por el alcalde Abel López Soto–, “en vez de abrir Rodríguez Ares un expediente á empresa promotora e determinar a responsabilidade patrimonial, ordenou a reconstrucción da igrexa”.
Esto significó, en palabras del propio López Soto, que se iniciaran los trabajos en un “edificio privado –la iglesia– con fondos públicos” y que, además, estaba situado en una finca privada. Todo ello, insisten en el Ayuntamiento, “sen que desde o goberno local daquel momento se pedira ningún tipo de responsabilidade aos promotores causantes do derribo” y contratando “boa parte desas obras de palabra e sen seguir ningún procedemento de contratación esixible a calquera administración pública”.
Por este motivo esa responsabilidad patrimonial que le exigen a Rodríguez Ares, ya que, explica López Soto, “a administración está obrigada a esixir acción de regreso cando exista neglixencia ou culpa grave que cause un prexuizo grave que neste caso é máis que evidente”. Y la responsabilidad penal, concluye, “se ademais se considerara que puido haber dolo”.

Sada - El Ayuntamiento solicita fraccionar el pago de la obra de reconstrucción de Sadadarriba