El ANPA del Eusebio da Guarda insta a la Xunta a cubrir las plazas libres del Curros Enríquez

|

El Ideal Gallego-2011-06-08-009-6aa003c2

  r.l. > a coruña

 La Xunta ya ha tomado la decisión de ampliar en 25 el número de plazas de educación infantil del Eusebio da Guarda, lo que supone que el centro deberá acondicionar un aula nueva, previsiblemente la clase de manualidades, antes del mes de septiembre. Sin embargo, los progenitores ofrecen a Educación una alternativa que consideran viable. Instan a la Xunta a cubrir primero las 40 plazas libres del Curros Enríquez en lugar de crear un aula que, según ellos, dificultará el aprendizaje de los más pequeños.
Así lo confirmó el presidente del ANPA del centro de la plaza Pontevedra, Jesús Granados, que mantuvo ayer una reunión con el jefe de Inspección Educativa de la Xunta. Los padres aseguran que el aula carecerá del espacio mínimo que exige la normativa vigente para acoger una clase de 25 alumnos.
En este línea, confirman que los cinco últimos alumnos de la lista que no han logrado entrar en el colegio han sido admitidos en el centro educativo del Campo de Marte, por lo que insisten en que no es necesaria una clase nueva en el Eusebio cuando existen 40 plazas libres en el Curros Enríquez. Granados explica que el espacio de manualidades tiene 35 metros cuadrados, por lo que no podría albergar a más de 17 alumnos, tal y como establece la ley. “Lo que exigimos es que se garantice una enseñanza de calidad y con la saturación de escolares lo que se hace es perjudicar a su aprendizaje”, apuntó el responsable del ANPA.

Auditoría > Durante la reunión mantenida con la inspección educativa, los padres solicitaron una auditoría técnica en la que se tenga en cuenta el espacio de las aulas y del patio y sobre todo el nivel de contaminación acústica. Esperan que se pueda realizar antes del 22 de junio, fecha en la que se clausurará el curso 2010/2011.
“El ruido que se genera en el patio por la gran cantidad de niños que coinciden en él hace muy difícil impartir clase”, sostiene Granados. Si se hace efectivo el aumento de plazas, el complejo contará con 28 aulas, una decena de educación infantil y 18 de Primaria.
Por otro lado, los padres se refirieron en la citada reunión a las deficiencias estructurales del patio interior, el único de A Coruña que todavía no cuenta con ningún tipo de techumbre. Consideran que el patio incumple la normativa tanto por el espacio como por el estado deficiente de su mobiliario.

Legislación > Según el portavoz del ANPA, la ley marca que el patio, que tiene una superficie de 928 metros cuadrados, solo podría ser utilizado por 185 niños, cuando, según Granados, son 670 los escolares que coinciden en él. “Queremos que se cumplan las condiciones mínimas de seguridad como sucede en el resto de colegios de la ciudad y así se lo hemos hecho saber a la inspección”, denuncia el presidente del APA.
Asimismo, recuerda que el edifico, que forma parte del patrimonio histórico de la ciudad y que data de 1898, no ha podido beneficiarse del proyecto Abalar porque no cumple los requisitos técnicos y de dotación que requiere la administración autonómica, lo que implica que cada vez esté más deteriorado. Finalmente, los padres muestran su preocupación por la precaria oferta de plazas de comedor del centro que se verá todavía más mermada ante la llegada de 25 alumnos más.


 

El ANPA del Eusebio da Guarda insta a la Xunta a cubrir las plazas libres del Curros Enríquez