Rajoy niega sentirse acorralado por la corrupción, un tema que no sacó Sánchez

|

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, negó ayer sentirse acorralado por la corrupción ante los casos que afectan a miembros del PP y al partido, si bien se mostró dispuesto a tomar más medidas para combatirla. Además, reconoció que este asunto no se ha tratado en la reunió que mantuvo en el Congreso con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.
“No me dijo ni una palabra de la corrupción”, afirmó rotundo el jefe del Ejecutivo en una rueda de prensa en la Cámara Baja, tras ese encuentro con el líder socialista de poco más de media hora.
El presidente en funciones volvió a defender el trabajo legislativo de su Gobierno contra la corrupción y su disposición a impulsar todas las medidas que se le planteen “y sean útiles” para que “jamás se vuelva a producir en el futuro”.
Pero Rajoy no quiso hablar de Rita Barberá, la exalcaldesa de Valencia y senadora, en el punto de mira porque el grupo municipal del PP en ese consistorio está investigado por la operación “Taula”. No quiso responder si habló con ella ni opinar al respecto: “Sobre ese asunto ya he dicho lo que tenía que decir”.
Rajoy, descartó de nuevo este viernes la posibilidad de abstenerse para que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, sea investido presidente del Gobierno porque “lo más democrático” es que gobierne el más votado. Eso sí, reconoció que el socialista no le pidió ese apoyo durante el encuentro de apenas media hora que mantuvieron en el Congreso.
De hecho, ambos dirigentes posaron con frialdad para los medios gráficos, ante los que ni siquiera se estrecharon la mano. En rueda de prensa, el propio Rajoy restó importancia al desaire de no dar la mano a Sánchez y este reconoció por su parte que sí se saludaron en privado antes de posar. “Es una anécdota que no refleja la realidad”, dijo el líder de los socialistas.
Durante su breve reunión, Rajoy explicó que dijo a Sánchez que lo más “sensato y razonable” es un pacto entre PP, PSOE y Ciudadanos para conformar un gobierno presidido por el PP, al tiempo que defendió los cinco pactos de Estado que recoge el documento que envió este jueves al líder socialista. “Me dijo que había recibido el documento y no hubo ningún juicio de valor sobre el mismo”, manifestó.
El jefe del Ejecutivo en funciones defendió un Gobierno presidido por el PP porque ganó las elecciones. “Le expliqué mi fórmula de Gobierno y él no me contestó. Yo tampoco le pregunté”, aseguró. 

Rajoy niega sentirse acorralado por la corrupción, un tema que no sacó Sánchez