El Gobierno insta a Puigdemont a unirse al diálogo y no incumplir la ley

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría ep
|

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió ayer al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que se sume al diálogo y no incumpla la ley convocando un referéndum de independencia en Cataluña. Dicho esto, subrayó que el plan del Ejecutivo para frenar esa posible convocatoria es velar por el cumplimiento de la ley porque “cuando se vulnera la legalidad, se repone”.
Sáenz de Santamaría aseguró que “el principal plan” del Gobierno es “trabajar para que impere la democracia, el sentido común y el respeto a la ley”. “Nosotros hacemos un llamamiento al sentido común y a la legalidad, porque ese es el marco de nuestra democracia”, dijo.
Tras pedir “seriedad” y “sentido común”, Sáenz de Santamaría recordó tanto a la Generalitat como a los dirigentes catalanes que el “respeto a la ley es el respeto a la democracia”. “Y ese respeto tiene que estar por encima de otras consideraciones”, enfatizó. En este sentido, indicó que en esta legislatura debe trabajarse por la estabilidad y agregó que el diálogo y la moderación son “claves” para resolver cualquier asunto. Y reiteró que cuando no se cumple la ley lo que se abre es el “margen a la arbitrariedad” y a que puedan verse “perjudicados” los derechos de los ciudadanos.
Al ser preguntada si el Gobierno tiene un plan contra el referéndum que incluye medidas concretas, como precintar colegios electorales, la vicepresidenta indicó “todos” deben respetar la ley y “cuando se vulnera la legalidad, se repone”.
“El plan es siempre cumplir la ley y respetar los derechos fundamentales, y trabajar por Cataluña”, abundó. En su opinión, “nadie está por encima de la democracia” y el Gobierno le corresponde “su defensa y garantizar la estabilidad”.
Por eso, invitó de nuevo a Puigdemont a “rectificar” y sumarse al “diálogo territorial” porque tienen “temas muy importantes” en los que trabajar, como la financiación autonómica. “El diálogo no es una operación, es una convicción”, dijo.
Ante el hecho de que JxSí haya pedido su comparecencia en el Parlamento catalán para dar cuenta de las medidas coercitivas que tiene previstas el Gobierno para evitar el referéndum, Sáenz de Santamaría admitió que le llama “poderosísimamente” la atención el hecho de que Puigdemont no vaya a la Cámara a explicar “las declaraciones” del juez Santiago Vidal.
A su entender, si tan “ávidos” están de comparecencias, que empiecen por las suyas. En concreto, JxSí registró en el Parlamento catalán una petición de comparecencia para que la vicepresidenta acuda a la Comisión de Asuntos Institucionales para dar explicaciones sobre la “operación precinto”.
El portavoz de SíQueEsPot en el Parlamento catalán, Joan Coscubiela, defendió la petición que JxSí. “Por radicalidad democrática, siempre nos parece bien que venga la gente a pronunciarse aquí”, dijo Coscubiela en rueda de prensa en el Parlament.

El Gobierno insta a Puigdemont a unirse al diálogo y no incumplir la ley