Vecinos de O Castrillón se quejan del estado “deplorable” del entorno del centro de salud

|

El Ideal Gallego-2011-07-16-011-2eecbcec

  d.g. > a coruña

  Los vecinos de O Castrillón han mostrado su indignación por el “deterioro ambiental y social” de algunas zonas del barrio. Aunque se trata de una queja que viene de largo, muchos residentes creen que la situación ha ido a peor en los últimos meses y que las casas  aledañas al centro de salud y al IES Monte das Moas se están convirtiendo en un punto habitual de venta de sustancias ilegales, con el consecuente riesgo para los usuarios de las instalaciones sanitarias y los alumnos del centro educativo.
“Ya hace dos años que venimos denunciando esta situación porque estas casas están siendo ocupadas por personas que las usan para el trapicheo y el consumo de drogas”, indicó el presidente de la asociación vecinal O Cruceiro-Oza, Manuel Ponte.
Para el portavoz vecinal, la desaparición de estas edificaciones supondría una importante mejora en el entorno. “No sabemos quienes son los dueños de estas casas, pero estaría bien que las tapiasen , para por los menos, evitar que entre gente”, sugirió Ponte.
Pero los vecinos no son los únicos preocupados por el estado de insalubridad de las casas anexas al centro de salud. El blog www.barriodocastrillon.es se hacía eco de la denuncia presentada por la asociación ecologista Arco Iris, contra el deterioro mediambiental de la zona: “A práctica totalidade das casas atópase nun estado de total abandono; as portas foron forzadas e as súas pertenzas arroxadas ao exterior das vivendas e nelas reina a suciedade”.
“Sería intolerable en calquera outro punto da cidade, máis aínda na veciñanza dunhas instalacións ás que os coruñeses van buscar saúde e benestar e atópanse con este panorama terceiromundista”, concluía la organización.

Acción municipal > Los afectados esperan ahora que el nuevo gobierno municipal tome cartas en el asunto para evitar que estas casas sigan siendo un “foco de insalubridad y marginalidad”.  
La asociación O Cruceiro-Oza está pendiente de una entrevista con Carlos Negreira para repasar algunas de las carencias del barrio de O Castrillón, poniendo especial atención a la situación que se vive en los alrededores de Monte das Moas.
“Sabemos que aún acaba de entrar, pero esperamos que ponga en marcha las medidas correspondientes en un plazo de tiempo razonable”, explicó Manuel Ponte, quien invitó al nuevo alcalde a visitar el barrio para comprobar “in situ” los problemas.
Negreira ya mantuvo en marzo un encuentro con los vecinos en el que crítico, precisamente el estado de abandono de la calle Monte das Moas. El entonces candidato de la oposición  pedía un aumento de la presencia policial en la zona y especial atención para evitar “nuevos brotes de chabolismo” en la ciudad tras el desmantelamiento de Penamoa.


 

Vecinos de O Castrillón se quejan del estado “deplorable” del entorno del centro de salud