Belas Artes se desborda con la llegada de turistas para ver “El primer Picasso”

El Ideal Gallego-2015-04-02-015-76ab384d
|

La respuesta del público a la exposición “El primer Picasso” en Belas Artes está siendo más de la esperada por los coordinadores de un centro que fijaban en 400 las personas que la visitarían en grupo y que han visto cómo en cuestión de dos meses han superado las 600. Además, no quedan vacantes para las visitas guiadas de particulares y para las grupales, apenas hay huecos a horas intempestivas: “Pueden quedar para las tres de la tarde”.
Cuenta Manuel Mosquera, del departamento de Difusión y Acción Cultural del edificio, que es imposible aumentar la oferta de los recorridos explicados porque no hay horas disponibles en el reloj de un museo que marca las diez de la mañana como apertura y las ocho de la tarde como cierre de una muestra que confirma con el paso de los días que es un reclamo turístico.
Y es que los primeros bocetos del genio fueron contemplados ayer por la tarde por 600 curiosos, la mayoría turistas, que no pasaron por alto la ocasión de ver concentrada por primera vez toda la primera época del malagueño. Mosquera cree que el flujo que se producirá estos días festivos aumentará la media de forma considerable. De momento son 25.000 los que se pasaron ya a observar el talento más temprano del pintor.
De hecho, cuenta el coordinador que al individuo que hizo la cifra redonda le regalaron un detalle. La idea es que en el tiempo que falta hasta su clausura el 24 de mayo, la cifra se duplique. De todas maneras, la de Picasso se ha convertido ya en la oferta con más adeptos que se lanzó desde Belas Artes: “La de la colección Thyssen también tuvo mucho público pero en total fueron 23.000 y no se habían organizado visitas guiadas”.
Entre los planes tampoco cabe la posibilidad de extenderla en el calendario porque se han firmando contratos con los prestadores y, en todo caso, el tipo de obra que es con muchos elementos de papel impide que puedan estar en exposición más de tres meses: “Nosotros tampoco los dejamos tanto tiempo”.
A no ser eventos excepcionales, este material se muestra en breves períodos de tiempo porque es muy delicado a la luz. Y es que la mayor parte de las piezas de “El primer Picasso” son de celulosa. Es más, contaba Mosquera antes de la inauguración que el hecho de que Pablo utilizara cuartillas escolares de peor calidad convertía en reto el evento donde los focos están programados para que no se produzcan daños.

120 aniversario
Bellas Artes junta para celebrar los 120 años de la primera vez que Picasso se mostró al mundo como artista en un escaparate de la calle Real hasta 207 elementos que vienen de Barcelona, Málaga y París, y también de particulares. Son documentos, dibujos, lienzos y fotografías. Del total, 81 tienen su firma y 59 corresponden al periodo coruñés.
Contaba la comisaria Malén Gual que aquí fue el principio del primera fila, donde hizo sus primeras caricaturas mordaces y pasó de pintar trazos infantiles a maduros.

Belas Artes se desborda con la llegada de turistas para ver “El primer Picasso”