Flores reitera las advertencias a los integrantes del plan que no cumplen

Daniel Rivero QUINTANA
|

“El plan especial de Penamoa es un contrato entre dos partes y, si una de las partes lo incumple, se pone en serio riesgo la aportación de ayudas”, reiteró el portavoz municipal, Julio Flores, en relación con el caso detectado en el edificio ocupado en A Silva, donde vive uno de los antiguos chabolistas del poblado que había sido realojado a través del programa municipal. El concejal repitió que el Ayuntamiento retirará la ayuda a todo aquel que intente establecerse ilegalmente en el edificio de la avenida de Finisterre, y matizó que las subvenciones que otorga el gobierno local no son un “cheque en blanco”, sino que es obligatorio que los firmantes cumplan con los compromisos adquiridos. Flores destacó que el PP incrementó las ayudas para lograr la integración social de los participantes en el programa, con el fin de lograr su integración laboral, para completar el itinerario para conseguir la integración social a través de los pisos en alquiler.

Flores reitera las advertencias a los integrantes del plan que no cumplen