El festival Mozart sube a escena una de las óperas más difíciles del compositor

|

El Ideal Gallego-2011-06-17-014-9a1ccdce

  nagore menayo > a coruña

  La ópera “La clemenza di Tito”, que subirá mañana al escenario del Palacio de la Ópera, apuesta por una original puesta en escena para lograr “un resultado brillante con elementos mínimos”. Así lo adelantaba ayer el maestro Fabio Biondi, durante la presentación de la pieza, enmarcada en la programación del Festival Mozart.
Biondi resalta la importancia que tuvo esta pieza para el autor, al afirmar que “la quería mucho y estaba muy enganchado a ella. Es algo que siempre recalcó su viuda, quien dijo que era muy representativa de su música”.
Con todo, se trata de una partitura “encantadora y profunda, que pone de manifiesto sentimientos como el amor y el perdón; unos conceptos bastante actuales hoy en día, a pesar de tratarse de una obra de hace siglos”, continúa el maestro. Por todo ello afirma Biondi que el Tito de Mozart tiene “una mirada del siglo XIX” y parece una música “mucho más futura que otras otras posteriores”, sentencia.

Semi-stage > “La puesta en escena es una mentira”. Con esta afirmación sorprendía el director de escena, Mario Carniti. “Es una mentira para ayudar a la música de Mozart a representarse, a tener su sitio”. La ópera comienza como un concierto “a la italiana”, como una masterclasss y “poco a poco se va desarrollando, se añaden más detalles y se termina con la representación de verdad”, cuenta el director artístico.
Se llega entonces a un punto en el que entre la música y el cantante no hay ninguna interveción y la música es la protagonista absoluta, con una partitura “muy difíciles y con hipérboles musicales” en opinión de Carniti.
La escenificación de la obra se hace en “semi-stage”, una fórmula que ambos directores ven como “el futuro de la ópera”. “No es necesario gastar una barbaridad en la puesta en escena ni en construir grandes escenarios”, justifica Biondi, quien persigue la autenticidad de la música de Mozart, aunque lamenta, entre bromas, que hoy en día no se pueda “reproducir la voz de un castrato”, que fue para quien escribió el maestro austríaco.
“La celemenza di Tito” se estrena mañana en la ciudad, a las 20.00 horas, en el Palacio de la Ópera.
La música corre a cargo de la Filharmonía de Galicia y el coro de la Orquesta Sinfónica de Galicia, en colaboración.


 

El festival Mozart sube a escena una de las óperas más difíciles del compositor