La Tercera Ronda registra el primer accidente mortal de su historia

Al lugar acudieron efectivos de los Bomberos de Arteixo y de la Guardia Civil | patricia g. fraga
|

La Tercera Ronda registró a las dos de la tarde de ayer el que fue el primer accidente mortal de su historia (se inauguró en 2015) cuando una mujer de 43 años, residente en A Coruña pero natural de Cee, se estrelló contra la bionda de la rotonda que regula el tráfico en Ledoño. Al lugar acudieron efectivos de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil así como una ambulancia del 061, pero el impacto había sido terrible, y no pudieron hacer nada más que certificar la muerte.

Para retirar el cadáver, fue necesaria la ayuda de los bomberos de Arteixo. “Fue un accidente muy raro”; opinan los expertos del Instituto Armado. La víctima intentó girar hacia la derecha, tomando la curva demasiado tarde. Tampoco se percibían en el suelo señales de frenada que indicaran que había frenado para tratar de evitar la salida de vía. Había visibilidad, a pesar de que estaba lloviendo. También es muy posible que viajara con exceso de velocidad, dado que el límite en la Tercera Ronda es de 80 kilómetros por hora y la rotonda, de solo 50. Además, la vía estaba desierta por el estado de alarma.

Eso podía haber invitado a la conductora a acelerar en exceso pero, por el momento, el equipo de Atestados no ha llegado a una conclusión. Además de los cálculos, está pendiente de la autopsia del cadáver, del que se esperan los análisis de alcohol y drogas. El vehículo siniestrado fue retirado poco después por una grúa, pero el servicio de mantenimiento tuvo que cerrar al tráfico parte de la rotonda mientras limpiaba la calzada de los restos del accidente una hora más tarde.

Desde 2015

La Tercera Ronda se inauguró en abril de 2015 y poco a poco se ha ido convirtiendo en una de las opciones para evitar las congestiones habituales en el último tramo de Alfonso Molina. Al no haber tráfico, se puede circular a gran velocidad, lo que lleva a salidas de vía cuando la calzada está mojada, aunque ninguna mortal. Esta clase de accidentes se repite periódicamente, aunque rara vez tienen heridos como resultado. De hecho, la mayor parte de los accidentes se dan en el tramo opuesto al que ayer fue el escenario del siniestro mortal, entre la carretera de Baños de Arteixo y la calle de Severo Ochoa, donde han tenido lugar numerosos vuelcos y salidas de vía en la que los conductores salen casi siempre ilesos.

Más graves han sido las salidas de vía en el tramo comprendido entre la glorieta del pavo real y la siguiente, que no tiene salidas. Allí sí se han registrado heridos graves y víctimas atrapadas entre los restos del vehículo que han tenido que rescatar los bomberos. Pero es el otro tramo, el que pasa por la carretera de Baños de Arteixo, donde se estudia instalar un radar, el primero que tendría esta vía. Ya se redujo el límite de velocidad de 80 kilómetros a 60 kilómetros por hora, pero los conductores encuentran difícil pisar el freno en una ronda que parece una autovía.

La Tercera Ronda registra el primer accidente mortal de su historia