El demandante del edificio Fenosa acusa al Ayuntamiento de dilatar el proceso

25 marzo 2014 página 11 A Coruña.- Un bajo del edificio Conde Fenosa se reinventa con un nuevo concepto de hostelería
|

El arquitecto Valentín Souto, promotor del procedimiento contencioso que dio lugar a la ilegalización del edificio Conde de Fenosa, tachó ayer de “espurias” las maniobras por las que el Ayuntamiento pretende in extremis eludir la ejecución de la sentencia que le obliga a demoler el inmueble, que fue declarado ilegal por sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia en diciembre de 2001.
Esta semana se conocía que el Gobierno local ha presentado ante el Tribunal Supremo un incidente de nulidad para tratar de revocar la orden de derribo, que este mismo órgano decretó en 2010 en cumplimiento de la sentencia de 2001 y que reiteró hace tan solo dos meses, al estimar un recurso del demandante en el que Souto pedía la ejecución de la sentencia que ordena la demolición, que había sido declarada inejecutable en un momento anterior del proceso judicial.
“Han sido dilaciones indebidas, actuaciones espurias que persiguen dilatar sine die el procedimiento”, afeaba ayer el demandante, que entiende que el Ayuntamiento está siguiendo una “estrategia” para alargar los plazos para evitar el cumplimiento de un dictamen judicial que es firme desde hace ya cuatro años. “Pretende, o bien esperar a que nos muramos (cosa que nos sucederá en algún momento) o que las dificultades propias de la vida nos impidan seguir solicitando la ejecución de la sentencia porque es una evidencia que la sentencia no se ejecuta por actuaciones de oficio”, lamentó.

excepcional
El hecho de que la sentencia es irrevocable y que solo un pronunciamiento extraordinario podría evitar la demolición es algo que saben en la administración local. El pasado lunes, el concejal de Urbanismo, Martín Fernández Prado, reconocía que el último incidente planteado por los servicios jurídicos municipales compone “un planteamiento excepcional a un problema excepcional de la ciudad”.
El recurso, según exponía el responsable municipal, se sustenta sobre una supuesta vulneración de la tutela judicial efectiva, y agota las vías legales de la administración local, al tiempo que concede más tiempo al ente local que, previsiblemente, presentará a continuación un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional, al estimar que ha existido vulneración de un derecho fundamental.
“La sentencia es firme y se va a cumplir”, insistió Fernández Prado, para puntualizar que el Ayuntamiento solo busca “la forma de que sea lo menos lesiva para la ciudadanía.

El demandante del edificio Fenosa acusa al Ayuntamiento de dilatar el proceso