Ni un concejal se libra de las polémicas

31 enero 2016 A Coruña.- Durante más de una hora, el Gobierno local se sometió a las preguntas que le hicieron cerca de 150 vecinos reunidos en la salón de actos del centro cívico de San Diego con la acitivdad "Dillo t&i
|

Entrados en el último año de mandato y a falta de ocho meses para que tengan lugar las próximas elecciones municipales, todos los concejales del equipo de gobierno se han visto envueltos en polémicas que en algunos casos supusieron la petición de dimisiones de los implicados. La legislatura ha estado marcada por momentos críticos para el Gobierno municipal y algunos de los más graves tuvieron lugar precisamente en los últimos meses. 

La denuncia de la Fiscalía por posible prevaricación en la adjudicación de la antigua cárcel es la última de las crisis, que se suma a las del desalojo de los okupas de la Comandancia de Obras o el programa de compra de pisos. Todas involucran directamente a concejales de la Marea, aunque antes también hubo otros casos a los que tuvo que hacer frente el equipo de gobierno y que dañaron su imagen.

Ninguno de los ediles de la Marea se ha librado de verse inmerso durante este tiempo en situaciones de este calibre y que en mayor o menor medida han afectado a todas las concejalías: la rehabilitación de la cubierta del estadio de Riazor, el aumento de la presencia de ratas en las calles de la ciudad, los problemas a la hora de conceder becas a escolares, la acumulación de multas en La Marina o la elaboración de la nueva Relación de Puestos de Trabajo del Ayuntamiento son algunas de las polémicas que han afectado al Gobierno local desde que comenzó el mandato en junio de 2015. 

Las formaciones de la oposición han mostrado su malestar y criticado la actuación de la Marea, aunque también son habituales las quejas de agrupaciones vecinales.

Ni un concejal se libra de las polémicas